El intendente de la localidad de Puerto Casado, Hilario Adorno, nuevamente es blanco de la polémica luego de haber admitido en un audio la reten­ción de cédulas de identidad de indígenas para “sumar votos” a favor del precandidato oficia­lista Arnoldo Wiens.

En una grabación que fue facilitada a nuestro medio se escucha la voz de quien sería el jefe comunal de Puerto Casado dirigiéndose al pre­sidente de la Ande, Félix Sosa, a quien implora su mediación para la reposición del servicio de energía eléctrica para algu­nos adherentes de su movi­miento político, entre ellos su jefe de campaña.

Según menciona Adorno, algunos de sus correligiona­rios del movimiento Fuerza Republicana supuestamente son víctimas de “persecución política” y por ello les habrían cortado el suministro eléc­trico, por lo que apelaba a su ayuda para resolver el asunto.

En una parte del audio, el intendente realiza una par­ticular promesa para “asegu­rar votos” el día de las inter­nas coloradas: la retención de cédulas de identidad de inte­grantes de una comunidad indígena de la zona.

Esta información fue con­firmada a La Nación/Nación Media por Luis Duarte, comunicador radial de Alto Paraguay, quien admitió que Hilario Adorno es conocido desde hace tiempo por incu­rrir en esta repudiable prác­tica con diversos fines.

Generalmente retiene los documentos de identidad de los nativos bajo la promesa de brindarles asistencia, sobre todo con la provisión de víveres, aunque también lo hace con el propósito de tener “seguridad” respecto a los votos para el día de las elecciones, como ocurriría en este caso.

En la grabación, Adorno pro­mete que esos votos serán para el precandidato a la Pre­sidencia por Fuerza Repu­blicana, Arnoldo Wiens, así como para Mario Abdo Bení­tez, quien se postula a la pre­sidencia del Partido Colorado para los comicios que se cele­brarán el 18 de diciembre.

“Es un trabajo habitual del intendente el despojo de documentaciones a la fuerza en comunidades indígenas, sabiendo la necesidad que tie­nen ellos. Utiliza esto como medio de presión, es algo que ya se sabe”, refirió Duarte.

El mismo repudió que una autoridad se aproveche de esta manera de la vulnera­bilidad de las personas, más aún tratándose de indígenas que viven sumidos en la pre­cariedad y la ignorancia, sin tener posibilidad siquiera de efectuar sus denuncias ante los canales correspondientes.

Dicha práctica denunciada en Puerto Casado atenta abier­tamente contra la Consti­tución Nacional, que en su artículo 35 establece que “los documentos identifica­torios, licencias o constancias de las personas no podrán ser incautados ni retenidos por las autoridades”.

Dejanos tu comentario