El presidente de la Veeduría de la Rama Judicial y Sindicalista de Cartagena (Colombia), Erick Urueta, habló sobre la preocupante situación de violencia e inseguridad que se vive en su país en los últimos meses, incluso con el ase­sinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci el pasado 10 de mayo.

Cabe señalar que la veeduría es una figura constitucional en Colombia para que ciuda­danos controlen los trabajos de sus autoridades, la fuerza pública y la Justicia.

El citado Urueta habló sobre el asesinato de Pecci y señaló el temor de que este crimen quede impune. En este sen­tido, remarcó que a pesar de que la fiscalía colombiana haya anunciado que cuenta con indicios, estos no son sufi­cientes y a más de 15 días del asesinato no se cuenta con pruebas concretas de quién o quiénes estarían detrás de este asesinato.

“Esto es bastante delicado y lo grave es que muchas veces esto no se logra esclarecer. En Colombia se han dado muchos casos de impunidad, que los casos no se cierran, pasan años y no se sabe quién mató a la persona, no se sabe quién hizo el acto delictivo, y en el caso de Marcelo Pecci, realmente hemos dicho que ya han pasado más de 15 días y todavía no tenemos nada en concreto”, añadió.

Asimismo, el veedor colom­biano sostuvo que las pro­babilidades de que el crimen quede en la impunidad crecen si no existe una presión inter­nacional, principalmente de Paraguay, para llegar a acla­rar el asesinato de Pecci.

“Debe haber un esfuerzo internacional, y ya no lo veo. No he visto presencia de la policía paraguaya o de gente internacional. No hubo avan­ces, los hechos violentos se siguen presentando. Des­pués de la muerte de Marcelo Pecci han matado entre 10 y 15 personas en Cartagena, aquí están matando a una persona casi a diario”, lamentó.

Dejanos tu comentario