La joven Liliana Urbieta, hija del ganadero Félix Urbieta, secuestrado el 12 de octubre del 2016 por el terrorista Ale­jandro Ramos y secuaces del grupo criminal autodenomi­nado EPP, envió un mensaje a los captores de su padre.

“Ustedes tienen lo que queremos y nosotros tenemos lo que ustedes quieren”, dijo la joven en declaraciones a la 800 AM, en una reacción luego de la noticia de que el colono secues­trado Peter Reimer fue dejado en libertad.

También recordó que el último contacto con los secuestradores de su padre se dio entre enero y febrero del 2017 cuando recibieron una nota escrita por el empresa­rio. Igualmente, señaló que a diferencia de Reimer, los secuestradores no exigieron reparto de víveres, sino dinero en efectivo.

Dejanos tu comentario