El nuncio apostólico Eliseo Antonio Ariotti remitió una carta a la familia del secues­trado ex vicepresidente Óscar Denis, en la que señala que el papa Francisco sigue el dolor de los familiares de todos los secuestrados en Paraguay. En la misiva destaca que el jefe de la Iglesia Católica aboga porque los secuestradores se avengan al clamor de libera­ción de los que tienen como rehenes.

“El Santo Padre sigue la situa­ción con mucha preocupa­ción, rezando por la pronta liberación de todos los secues­trados por el Ejército del Pue­blo Paraguayo, y por sus fami­liares”, señala una parte de la carta. En otro párrafo remarca que cualquier situa­ción que apunte a liberar a las víctimas, tendrá la bendición de Sumo Pontífice.

“Al mismo tiempo Su Santidad renueva el apelo de la iglesia local y en particular al obispo de Concepción y el sacerdote encargado de la mediación, a fin de que se pueda acom­pañar espiritualmente y sin cansancio a las víctimas del conflicto, intentando con la necesaria prudencia, y con el renovado compromiso, favo­recer a las iniciativas de diá­logo que pueda llevar a la libe­ración de todos los rehenes”, sostiene.

Finalmente, Ariotti consigna que implorando a la Virgen María, la iglesia clama porque los que están reteniendo a las víctimas, tengan la misericor­dia de dejarlos libres. “Unién­dose a la oración y bendición del Santo Padre imploro la protección de la Virgen San­tísima sobre todos ustedes y sus seres queridos”, concluye.

Dejanos tu comentario