Para el ministro del Inte­rior, Arnaldo Giuzzio, la “sensación de inseguri­dad” disminuyó desde que se instruyó a los agentes de la Policía Nacional a que salie­ran a las calles a realizar con­troles en los ómnibus y en las paradas de colectivos a partir de la divulgación “masiva” de imágenes de asaltos callejeros.

Arnaldo Giuzzio.

Giuzzio además usó como parámetro a los comunicado­res y periodistas para justifi­car esta disminución, según él, de la sensación de insegu­ridad. Semanas atrás, la jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, la comisaria María Elena Andrada, culpó a cámaras del circuito cerrado de la “sensación” de inseguri­dad que padece la ciudadanía.

“Ustedes (periodistas) son testigos día a día de lo que está pasando, ustedes inclu­sive van a tener más informa­ción porque están más en la calle, pero la sensación que tengo es que ha disminuido. La presencia de la Policía en forma ostensiva en los buses, en las paradas de colectivos, los controles en rutas han hecho que obviamente se redujera en forma creo que importante”, dijo este mar­tes el ministro del Interior.

Igualmente, Giuzzio señaló además que el plan desde la car­tera de Estado y las autoridades de seguridad, que es la salida en las calles de la Policía, no solo sea temporal ante la inseguri­dad. “La idea es que esto no sea solamente una medida palia­tiva y luego ya se van a ir impo­niendo medidas un poco más técnicas”, sentenció el secre­tario de Estado.

Por otra parte, el ministro fue consultado sobre su ausencia en un programa de televisión, en el cual fue colocada una ima­gen de cartón para representar al ministro, a lo que respondió que puede asistir a todas las convocatorias de los medios. “Yo nunca evado respuestas, obviamente hay veces que voy y hay veces que no voy, normal­mente asisto, pero hay ocasio­nes que naturalmente, huma­namente no lo puedo hacer”, puntualizó.

La semana pasada Giuzzio dijo haber renunciado al cargo de ministro ante el presidente de la República, pero este lo dejó seguir, exigiendo respuestas en un determi­nado tiempo. Debido a este hecho, se realizó cambios en la Policía Nacional, que a juz­gar por el ministro ya están surtiendo efectos.

SEPA MÁS

­Es una enfermedad social que se repite, afirman

El abogado Osvaldo Granada Salaberry considera que la lucha con­tra la inseguridad en el Paraguay es un esquema que se repite y viene de una enfermedad social, en relación a la ola de inseguridad que se vive a diario en el país. Granada indicó que Paraguay cuenta con un sistema penal espectacular y que hasta dan ganas de llorar de lo adelantado, pero cuando se busca esa aplicación, es ahí que se encuentra el problema.

El abogado resaltó que se trata de un problema ético y, citando el caso de la joven Liz Vera, quien cayó del colectivo cuando quiso seguir al maleante que le robó su celular y el golpe le costó la vida, expresó que aunque su caso no se base solo en la actitud del chofer, a este no le importó nada y por eso siguió su camino, omitiendo el auxilio.

“No tendremos que centrarnos en el chofer sino en el fenó­meno de la inseguridad, es un problema de la sociedad. Tene­mos un problema mucho más grave que la simple insegu­ridad, que es la falta de ética. Es rentable el delito en este país”, mencionó.

El abogado explicó que mientras los agentes de seguridad cus­todian lujosas residencias, en las calles a diario se registran asaltos, robos y hasta asesinatos de manera muy violentas. “El tonto de la película acá es el policía, que custodia la casa de los políticos, montando guardia a la gente que descaradamente nos roba”, expresó en comunicación con MegaTV.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar