Ante el preocu­pante avance de la variante Delta del coronavirus a nivel mundial que está alcanzando el 12% de los infectados, el Gobierno ha tomado medidas preventivas para evitar que esta variante cause estragos en el ya gol­peado sistema sanitario. En ese sentido, la doctora Sonia Arza, especializada en infec­tología pediátrica y epidemio­logía, manifestó su alta preo­cupación por el avance de esta variante porque los especia­listas vaticinan que puede llegar a ser mucho más grave, causando más infectados y muertes, si no se previene.

La ex directora del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) señaló, en entrevista con “Fuego cruzado”, que se emite por el canal GEN, que, si bien el virus puede cam­biar y mutar y sobre todo con el SARS-CoV-2 (coronavirus), un virus al que ya se le conoce desde hace 18 meses, con una pandemia de 16 meses, y con 4 variantes conocidas; pero esta última, la Delta, con un índice de transmisibilidad mucho más superior a las variantes conocidas, porque mucho más fácil se adhiere a las células del organismo, con una carga viral mucho más alta en el paciente infectado.

Arza aclaró que, si bien los estudios son preliminares, la Organización Mundial de la Salud se basa justamente en estos estudios de referen­cia para alertar al mundo de esta posibilidad. Sobre todo al observarse el incremento de casos en aquellos países donde la cobertura de vacunación es tan elevada, incluso con las 2 dosis de una misma vacuna resulta que la reintroduc­ción de esta nueva variante va aumentando de vuelta el número de casos.

“Si esos países están viven­ciando eso, la preocupación y, probablemente, la dimensión que nosotros como país, que estamos apenas vacunando. Es preocupante porque se ve un futuro que tenemos que respetar. No está todo escrito y no podemos bajar la guardia y decir que nada va a pasar. Tenemos que estar prepara­dos, como siempre decimos, para el peor de los escena­rios”, sostuvo.

La doctora Arza señaló los estudios que la OMS está tomando como parámetros, una investigación china y otra de Canadá, en las que anali­zan el comportamiento de la variante Delta. “Ellos dicen que comparativamente entre las demás variantes, una per­sona que se enferme con Delta tiene 120% más de posibilidad de quedar infectados, ese por­centaje aumenta en un 280% para ingresar a terapia inten­siva, y de morir 137% más”, mencionó.

Indicó que días atrás se veía una infección a nivel mun­dial del 9% con la variante Delta, pero al corte del 18 de julio ya alcanzó un 12%; lo que implica un poco más de 3,4 millones de casos en el mundo. Lo otro que se ana­liza es el número de falleci­mientos. “Yo me preocuparía, y respetaría con suma pru­dencia mirando a esos países que tienen alta tasa de cober­tura de vacunación, como Reino Unido, ellos tienen ingreso de la variante Delta, con un aumento importante, al igual que Francia; hay res­tricciones obsesivas, inclu­sive, en donde la vacunación está siendo exigida; en donde se ve un brote en caso de per­sonas no vacunadas versus los vacunados”, comentó.

ESCENARIO DRAMÁTICO

En el supuesto que ingrese la variante Delta, aclarando que ya se habló que por Para­guay ya pasó dicha variante con los ciudadanos argentinos que estuvieron de tránsito por el país, la doctora Arza vaticina un escenario dramático. “Va a ser dramático porque tenemos una alta tasa de susceptibles, tenemos semivacunados por­que hablar del millón quinien­tos de vacunados con una dosis no es la cobertura ideal frente a la variante Delta”, sostuvo.

NUEVAMENTE INCIERTO

La especialista señaló que la variante Delta se conoce desde octubre del 2020, cuando en la India parecía que no había casos, y luego se produce un incremento repentino de casos compli­cados y fallecidos. Inclusive, recordó que la India se pre­paraba para vender sus vacu­nas al Paraguay, pero se vie­ron obligados a suspender y priorizar a su población.

Igualmente, señaló el caso de Israel, donde el gobierno vacunó a más del 85% de su población con dos dosis de Pfi­zer, y ahora volvieron a tener un brote con la variante Delta, con aumento de casos, a tal grado que se vieron obligados a volver a tomar medidas res­trictivas, cuando ya era un país que se había declarado libre de coronavirus. Igualmente, se está viendo en países como Reino Unido, Francia, Indo­nesia, España una reintroduc­ción de la misma variante.

EFECTIVIDAD DE VACUNAS

Por otra parte, indicó que se estuvo hablando de la efecti­vidad de una y dos dosis de las vacunas, frente a la variante Delta. En el caso de la Pfizer y la AstraZeneca, con una dosis, alrededor del 37% de eficacia. Pero, lo que ocurre con la eficacia de la Pfizer, que antes era del 94%, se con­vierte ahora en 88% de efica­cia. Mientras que la AstraZe­neca, que tenía 74%, con 2 dosis, ahora se convierte en 67% de eficacia. “Si bien, las vacunas siguen siendo efica­ces, con la variante Delta dis­minuyen un poco”, aclaró.

GANAR TIEMPO PARA LA VACUNACIÓN

Arza señaló que hay que mirar lo que sucede con los países donde tenían un alto número de vacunados, y aun así se incrementan los casos por la variante Delta. Esto se explica por la alta trasmisibilidad del virus, que es mucho más eficaz para transmitirse y replicar, y lo otro es la flexibilización que comenzaron a tener respecto a las medidas restrictivas, lo que produjo un mayor contagio.

“Qué pasará en Paraguay, donde ya comenzamos a tener flexibilización, con una semiva­cunación. Lo que vamos a tener es una alta tasa de infectados, complicados, porque, por ejem­plo, convengamos que la pobla­ción de 60 y más años no está bien vacunada”, señaló.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar