La Fuerza de Tarea Con­junta (FTC), que con­tinúa la lucha en la zona norte del país contra el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y un nuevo grupo, la Agrupación Campesina Armada (ACA), es blanco de duras críticas ante la falta de resultados. Afir­man que esto se debe a la falta de conducción política para el efecto a cargo del coman­dante en jefe de las Fuerzas Armadas de la nación, Mario Abdo Benítez.

En entrevista realizada en el programa “Fuego cruzado”, emitido por el canal GEN, el general en situación de retiro Alfredo Machuca afirmó que el mandatario Mario Abdo Benítez continúa ignorando el conflicto, y su gobierno a la vez sigue asesorándose “por gente equivocada”. “El pro­pio ministro de Defensa, que ya está hace mucho tiempo en el cargo, era un general de Ejército y sabe lo que estoy diciendo. Este gobierno le tuvo en un momento dado al doctor Euclides Acevedo como ministro del Interior y ahora le tienen al doctor Arnaldo Giuzzio, y lastimo­samente son gente que evi­dentemente no tiene cono­cimientos suficientes para conducir este tipo de opera­ciones. Ellos hacen lo más simple, ya que el elemento militar como el elemento policial están bajo un régi­men constitucional de obe­diencia”, manifestó.

Recordó que en el 2013, la conducción fue otorgada al presidente de la República, bajo un carácter especial y de emergencia. “Al conduc­tor político, pero no puede ser que estemos tanto tiempo, solo era un carácter de emer­gencia, una situación especial en la que se le dio la conduc­ción, pero a partir de ahí ya se equivocaron porque sabían que era un escenario asimé­trico, como normalmente le llamamos de guerra y guerri­lla, era imposible de determi­nar cuándo podría terminar ese escenario, cuándo podría ser eliminada esa amenaza y cómo podría ser eliminada; entonces, cómo se puede poner bajo la conducción del Presidente”, indicó.

Sobre el punto, agregó que la conducción militar debe ser asumida por técnicos bajo una total libertad de acción para que puedan desarrollar iniciativas con base en ope­raciones.

“En primer lugar, qué hará un comandante, yo les puedo asegurar que eliminará esas limitaciones que tienen de operar en 3 departamentos nada más. ¿Por qué solo 3 departamentos? Ellos pasan a Canindeyú y la Fuerza de Tarea Conjunta ya no puede operar ahí, no tienen marco jurídico y, entonces, quién asumirá la responsabilidad, por ejemplo, de una perse­cución que se inició en San Pedro y termina por ejemplo hacia el Chaco paraguayo, en este caso terminó en Brasil, esto debe tener un carácter nacional, que se opere en todo el país”, sentenció.

Agregó que las autorida­des que asumen la conduc­ción política no tienen la “valentía” de asumir las consecuencias en enfren­tar a estos criminales en un escenario donde se tendrán daños colaterales. “Se puede enfrentar al EPP y hace rato ya se les hubiese eliminado a estos, pero resulta ser que los que están al nivel de la conducción política no tie­nen la valentía de asumir las consecuencias de un esce­nario con estas caracterís­ticas donde sí o sí tendre­mos daños colaterales. Eso implica que morirán ino­centes, cuando vos decidís emplear las fuerzas arma­das de orden interno es por­que ya agotaste todas las otras medidas, entre ellas la negociación y el empleo de seguridad designado por Constitución. La seguri­dad interna significa orden interno, orden público y la defensa civil, cuando ya se hizo todo y siguen dañando a la sociedad, el gobierno debe emplear las fuerzas arma­das, pero se debe entender que esto implica salir a rom­per”, sostuvo.

Por otra parte, rechazó los planteamientos de eliminar a la FTC de la zona norte del país tal como plantean varios legisladores, asegurando que la prevención es muy impor­tante en el combate a los gru­pos armados.

“No es la solución de ninguna manera. La conducción polí­tica tiene que dejar la con­ducción a los técnicos, a los que conocen, tanto militares como policiales, a que hagan su trabajo, pero eso implica asumir la responsabilidad de todo lo que ocurra ahí, esa es la solución. Se habla del tema de los gastos, pero este con­flicto que es asimétrico apa­rentemente contra un grupo pequeño lo que nos cuesta, por eso la prevención es muy importante. Cualquier esce­nario donde no haya con­flicto siempre será más eco­nómico que otro escenario que sí tenga un conflicto”, expresó.

Machuca añadió también que el Gobierno cuenta con una “forma olímpica de eludir responsabilidades”. Agregó que es necesario eliminar totalmente a estos crimina­les en caso de que se resistan a asumir los procesos judi­ciales.

La pregunta constante que surge en torno al conflicto es si se deben cambiar las estrategias o solicitar ayuda internacional. Al respecto, el general en situación de retiro, analista en temas castrenses y especialista en temas de seguridad interna, Alfredo Luis Machuca, dijo que “desde el inicio, técnica­mente hablando, se vio que se procedió a emplear mal las fuerzas de seguridad del Estado ante hechos como estos en los que un grupo humano se organiza para levantarse contra la exis­tencia misma del Estado, y digo esto ya que ellos renie­gan de la Constitución, de lo que dispone la Carta Maga, y también de todo lo que habla el derecho internacional y todas las leyes de la Repú­blica que hacen de alguna manera a la defensa nacio­nal y la seguridad interna del país”.

Dejanos tu comentario

15H

Los casos de dengue comienzan a tener un ligero incremento. ¿Qué acciones considerás se deben aplicar?

Click para votar