El resultado de las eleccio­nes internas del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) refleja la pro­funda división que existe dentro de la nucleación partidaria, según señaló el analista político Guz­mán Ibarra. A su criterio, el difícil trabajo que tiene por delante la dirigencia liberal es lograr consen­suar acuerdos y buscar la unidad partidaria.

“Aunque hay un ganador, las elecciones no están pudiendo dirimir las ten­siones internas. Queda, por lo tanto, como trabajo político, la construcción de acuerdos. Este no es un desafío menor”, señaló Iba­rra en comunicación con La Nación. Añadió que, sin dudas, la forma antagónica, mirando por ejemplo el dis­curso político, hace que la tarea política sea más com­pleja.

Asimismo, señaló que en el fondo del asunto hay dos dimensiones que pueden darle forma a estas tensio­nes. En primer lugar, las elecciones municipales, en donde es muy importante la unión partidaria. Y luego, la construcción de una pla­taforma con miras al 2023.

“Esto es clave, pues hay controversias en los nom­bres y la ubicación del PLRA en una futura chapa. Un segundo punto es la identidad y la forma en que el PLRA actúa como oposi­ción. Esto es también com­plejo, pues no solo depende de la distancia que tomen respecto a la ANR, sino también la forma. Final­mente, hay que ver cómo se comportan los lideraz­gos, cómo estructuran sus intereses con los cálculos estratégicos. Si no logran acordar, tampoco será sor­presa, y cada grupo bus­cará articularse indivi­dualmente, como de hecho es ahora”, concluyó.

Dejanos tu comentario

6H

Los cruces fronterizos con la Argentina se abren el 1 de octubre. ¿Qué opinás?

Click para votar