La Fiscalía acusó ayer y pidió juicio oral para la ex presidenta de Petróleos Paraguayos (Petropar), Patricia Samudio, por un supuesto perjuicio patrimonial de casi G. 360 millones por el conocido caso de compra de agua tónica para supuestamente hacer frente al covid-19 en la entidad. En esta causa están igualmente procesadas y acusadas otras 5 personas.

En su dictamen, los fiscales Liliana Alcaraz y Francisco Cabrera afirman contar con suficientes elementos para demostrar que la ex titular de Petropar autorizó la compra de 5.000 unidades de agua tónica, así como 3.000 unidades de mascarillas N95, 60 unidades de tanques de 1.000 litros de capacidad, 30 unidades pallets, 15 termómetros láser.

“El Ministerio Público cuenta con elementos suficientes de prueba que indican que la señora Delia Samudio Torres autorizó por una compra directa, vía excepción, con recursos propios de Petropar, basado en la declaración de emergencia sanitaria y de las medidas impuestas en ese carácter en el contexto de la mitigación a la propagación del covid-19 en todo el territorio nacional, la adquisición de G. 359.700.000, según lo consignado en el contrato”, menciona el reporte de la Fiscalía.

La lista continúa 400 unidades de mamelucos descartables de PVC, 100 unidades de máscara para dos cartuchos, 200 cajas de cartuchos, 1.000 bidones de 5 litros, 5.000 unidades de bidones de 10 litros, 200 unidades lentes protectores antiparra y 20 unidades de guante de nitrilo que no ingresaron efectivamente a la institución, con excepción del ítem 6 consistente de 400 mamelucos descartables de PVC y las 3.000 unidades de agua tónica de las 5.000 que sí ingresaron.

A más de detectarse la ausencia de estas mercaderías en el patrimonio del ente en contraprestación a lo abonado, la ex titular de Petropar compró todos estos productos inexistentes por precios muy superiores al precio real del mercado; esto quiere decir, sobrefacturado.

Toda la operativa de compra pública a cargo de la Dirección Operativa de Contrataciones de Petropar fue un montaje con el fin de justificar e intentar legitimar el desembolso de dicha suma de dinero del ente a cargo de Samudio, en connivencia con los propietarios de la empresa proveedora, quienes presentaron su firma y toda su estructura para lograr el perjuicio patrimonial a Petropar, que no hubiera sido posible concretar sin dicha colaboración.

Pago de deuda de su esposo

El hecho que llamó la atención de los investigadores en el caso que involucra a Patricia Samudio y que ayudó a desentramar este aparente esquema de corrupción fue la transferencia de dinero a otra cuenta distinta, en este caso la de la empresa Racole SA el día 2 de abril del 2020, informó HOY.

De acuerdo a la acusación, el monto abonado por Petropar a la empresa Solumedic SA fue transferido íntegramente a Racole SA para poder saldar una deuda particular contraída por el esposo de Patricia Samudio, José Costa Perdomo, en concepto de un millonario préstamo. Víctor Cabañas, representante de la firma adjudicada, confirmó la operación bancaria y también el haber recibido expresas instrucciones de Costa Perdomo para redireccionar el dinero a la cuenta de Racole SA, información que fue cotejada tras el peritaje de su teléfono celular.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar