El director de la región sanitaria de Paraguarí, Osmar Galeano, calificó de “inopor­tunos e irresponsables” a los que protagonizaron la cara­vana vehicular realizada por los simpatizantes de Ramón Retamozo. El motivo de la movilización fue la celebra­ción de que el cuestionado ex titular de la Administra­ción Nacional de Navegación y Puertos será quien asuma la banca que deja la ex sena­dora Mirta Gusinky tras su renuncia.

Los adherentes de Retamozo no se conformaron solamente con realizar la caravana por la ciudad de Paraguarí, sino que el festejo incluso siguió en una casa quinta con abun­dante ingesta de alcohol, según la denuncia. Ante esta situación, el doctor Galeano repudió el hecho, enfatizando que fue un evento absoluta­mente innecesario, cuando muchos de sus compueblanos están enlutados, o con fami­liares en los hospitales inter­nados. “Es algo inoportuno en un momento tan delicado, y se pone en riesgo innecesa­riamente la salud de la comu­nidad con este tipo de irres­ponsabilidad”, enfatizó en comunicación con la 780 AM.

Asimismo, indicó que los pro­fesionales de blanco se están rompiendo el lomo y hay gente que sigue con la joda. El director de la región sani­taria comentó que, desde el inicio de la pandemia, en el departamento se produjeron 200 muertos por coronavirus. “Prácticamente nos hemos quedado solos en este tema del control. Aparte del asis­tencialismo, la promoción de la salud, la prevención, prác­ticamente nos hemos con­vertido en Fiscalía, Policía Nacional, en recepción de denuncias, que lastimosa­mente no está en nuestras manos intervenir y menos de imputar”, comentó.

INVESTIGADO

Retamozo es investigado por varios hechos punibles en su administración al frente de la ANNP, cargo que ocupó hasta el 13 de agosto del 2020, cuando presentó renuncia ante la lluvia de denuncias en su contra. La Fiscalía lo inves­tiga a raíz de los millonarios montos que se gastaban en viáticos de funcionarios, un total de G. 1.200 millones en sus tres primeros meses de gestión; asimismo, por nepo­tismo, contratación irregu­lar de 300 funcionarios, entre ellos familiares, la posible fal­sificación de facturas, sobre­facturaciones, así como los gastos injustificados, entre otros.

El Ministerio Público lo tiene bajo la lupa por lesión de confianza, asociación cri­minal, enriquecimiento ilí­cito, producción de docu­mentos no auténticos, hecho punible contra la prueba documental. Además, el político colorado, que figura en la lista de suplentes del Senado, es fiel seguidor del diputado Miguel Cuevas, quien también está impu­tado por enriquecimiento ilícito y declaración falsa.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar