El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Arnoldo Wiens, ordenó la intervención de la Dirección de Obras Públicas, a cargo del arquitecto José Kronawet­ter para verificar exhausti­vamente todos los procesos en torno a la polémica “Pasa­rela de la Cultura” que desató las criticas y burlas a raíz de la millonaria suma destinada para su construcción en plena crisis económica y sanitaria por el covid-19.

La medida se dio después de que Kronawetter haya ventilado que Jorge López Moreira, cuñado del presi­dente de la República, Mario Abdo Benítez, haya acudido a los encuentros realizados en el MOPC, en donde también tuvo participación el empre­sario Juan Andrés Campos Cervera, dueño de la firma Engineering, conocida tam­bién como la “superprovee­dora” del Gobierno, teniendo en cuenta la gran cantidad de licitaciones ganadas.

La empresa está encargada de la cuestionada obra que demandó un total de unos US$ 2 millones, que al cam­bio actual sería un total de G. 14.000 millones. Mediante la medida adoptada por Wiens, se buscaría deslindar responsa­bilidades y reprochar al arqui­tecto que dio informaciones sobre el dudoso hecho, según las versiones que surgen desde el MOPC.

El documento deta­lla que el viceministro de Obras Públicas, Ignacio Gómez, rea­lizará la tarea de interventor y contará para dicha tarea un periodo de 90 días, sin perjui­cio de sus actuales labores, mientras que Kronawetter, sería apartado de sus funcio­nes mientras se realice el pro­ceso de intervención.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar