La ex viceministra de Educación Nancy Ovelar manifestó su preocupación por las cla­ses virtuales que se prevén nuevamente implementar a causa de la crisis por la pan­demia del covid-19. Sostuvo que el ministerio debe empe­zar a mirar la realidad con coraje y bajarse de su nube, dejar de sostener un discurso de éxito cuando la realidad a nivel nacional es otra.

“No me parece honesto soste­ner un discurso de éxito porque el plan se presenta como una actividad sobre el eje de éxito de lo que fue el año pasado, del año 2020, y me parece que hay como voces que nos dicen lo contrario, inclusive de estu­diantes de la ciudad, donde uno creería que hay condiciones tec­nológicas para sostener el for­mato virtual. Cuando se habla del formato virtual hay que defi­nir muy bien qué es porque las clases por Whatsapp no son ni chicha ni limonada”, dijo y se cortó la comunicación vía Zoom con Universo 970 AM.

Al retomar la conversación, vía telefónica ya, Ovelar indicó que lo que acababa de pasar es una pequeña muestra de cómo funciona. “Para que podamos palpar qué es lo que pasa a nivel nacional, donde tenemos escenario más complejo, con más dificultades para el acceso a la tecnología y eso hay que poner como un supuesto que incide enormemente. No me parece honesto sostener un discurso de éxito cuando hay voces que dicen lo contrario. Yo no me olvido del discurso de la egresada del Nacional de la Capital”, remarcó.

Sostuvo que son esas voces las que hay que recoger y sobre las mismas hay que plantear activi­dades. “Creer que los estudian­tes en todo el país se van a ins­cribir es demasiado optimista. Creo que el ministerio tiene que dejar de mirarse el ombligo y mirar la realidad con coraje y, sobre todo, con honestidad. El ministerio tiene que conec­tarse con la realidad y bajarse de su nube”, expresó.

Agregó que ella sabe lo que es gestionar desde las oficinas solamente por el reporte que dan las personas que depen­den de uno. “Que ven que vos tenés una actitud exitista y, por lo tanto, estudian lo que vos querés escuchar y se amol­dan a eso. Te dicen todo lo que vos querés escuchar, que todo está perfecto”, expuso.

Ovelar mencionó que ya exis­tían problemas graves con el nivel de aprendizaje y que los estudiantes ya aprendían la mitad con el formato tradi­cional, que era el presencial, y al agregarle más complejidad a la situación en la pandemia, nos pone en este escenario en el que necesitamos de la mediación tecnológica para desarrollar las clases.

“Es cierto, se estarán gene­rando otros tipos de aprendi­zaje, pero el sistema tiene que dar respuesta y, sobre todo, el sistema no puede desoír el clamor de la gente que queda fuera, la gente que recibe la tarea por Whatsapp y no hace ningún proceso didáctico y ahí no hay aprendizaje. Eso hay que reconocer y no plantear la continuidad de la modalidad virtual como si nada hubiera pasado y como si fuera que nuestro sistema tecnológico fuera como el de Alemania. Esas son las cuestiones que a mí me parecen que el ministe­rio tiene que ajustar, su visión de la realidad y las actividades tienen que corresponderse con esa realidad”, enfatizó.

Reflexionó además acerca de las familias que no tienen un aparato celular. “¿Qué vamos a hacer con los estudiantes cuya familia no posee un teléfono que le permite ni siquiera reci­bir la tarea? Estamos todavía en el cómo y del qué no hay nada todavía”, dijo.

Dejanos tu comentario

14H

¿Mario Abdo debería hacer más cambios en su Gabinete?

Click para votar