Los abogados de los acu­sados por los delitos de supuesto tráfico de influencias y asociación cri­minal Óscar González Daher, Jorge Oviedo Matto, Carmelo Caballero y el ex secretario del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) Raúl Fernández Lippmann sostie­nen que hasta la producción de pruebas documentales la Fiscalía no ha podido pro­bar absolutamente nada de su acusación, por lo que los procesados deben ser absuel­tos de culpa y pena.

Por su parte, el abogado Enri­que Kronaweter, defensor del abogado Caballero, señaló que “hasta la fecha no encon­tramos un solo elemento rele­vante que permita sostener la teoría de la Fiscalía con respecto a los hechos puni­bles acusados y que puedan hacer acreditada con certeza afirmativa, por lo que al no existir ningún elemento mi defendido debe ser absuelto de culpa y pena”.

Asimismo, el profesional del derecho Álvaro Arias, defensor de Fernández Lipp­mann, manifestó que “hasta el momento la Fiscalía no ha podido demostrar absoluta­mente nada porque no tiene elementos para sostener su acusación. Acotó que “todas las pruebas documentales que se leyeron hasta ahora no pudieron demostrar el supuesto tráfico de influen­cias”. Agregó que “ayer se extrajeron los datos de las computadoras que fueron incautadas del JEM y no se observó absolutamente nada. Es más, en una computadora solo había tres archivos y en la otra había más documen­tos, pero eran todos relacio­nados al funcionamiento del JEM y con dicha prueba se desmorona la historia de la Fiscalía de que supuesta­mente iba a incorporar nue­vas pruebas en el desarrollo del juicio oral, pero tal cosa no se ha podido probar”.

Del mismo modo, en su momento la abogada Sara Parquet, defensora del ex senador González Daher, señaló en su momento que “la Fiscalía no tiene absoluta­mente ninguna prueba de su acusación y más con la decla­ración de la ex fiscala Teresa Rojas, quien fue contundente al señalar que ni OGD ni los demás acusados jamás le pidieron nada respecto a la causa Electrofácil”. Indicó que “el Ministerio Público está desesperado y tratando de introducir cualquier cosa en el juicio oral y público porque hasta el momento no pudo demostrar su acusación en la audiencia oral”.

Acotó que “hasta el momento está con una orfandad pro­batoria absoluta y si pensa­ban que con los testimonios podían probar lo que acusa­ron, puedo decir con certeza que no tienen absolutamente nada probado”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar