De cinco implicados, cuatro liberales están acusados por la producción de bombas molo­tov que fueron utilizadas en el 31M, que posteriormente derivó en la quema del Con­greso, recusaron al pleno del Tribunal de Sentencia, por lo que se suspendió el inicio del juicio oral y público para los pirómanos del Partido Libe­ral Radical Auténtico (PLRA).

Los acusados recusaron a los jueces Elsa García, Olga Ruiz y Digno Arnaldo Fleitas. El caso se resolverá en la Cámara de Apelaciones.

Los acusados y que deberán afrontar juicio oral y público son: Luis Osvaldo Sánchez González, chofer de Efraín Alegre, presidente del par­tido; Brian Esteban Martínez Jara, Rubén Moisés Galeano Cáceres y Stiben Patrón, quien también está imputado por alternar el sistema informá­tico en el PLRA tras el crimen de Quintana.

Los mismos fueron acusados por la fabricación de bombas molotov en la propia sede par­tidaria, descubiertas en los sucesos del 31M, que derivó posteriormente a la quema del Congreso de la Nación y culminó con la muerte del joven dirigente azul Rodrigo Quintana.

Los cuatro acusados fueron identificados por agentes del Departamento de Investiga­ción de Delitos de la Policía Nacional a través de videos de circuito cerrado, de canales de televisión, cuando tenían en su poder botellas con kero­sene en su interior, además de la mecha correspondiente, lo que corresponde a una bomba de fabricación casera o bom­bas molotov.

Stiben Patrón estuvo dete­nido en Emboscada por dicha causa, mientras Brian Mar­tínez, Daniel Aquino, Rubén Moisés Galeano y Osvaldo Sánchez obtuvieron un asilo político en Uruguay.

La acusación había sido pre­sentada por los fiscales Euge­nio Ocampos, Rodrigo Estiga­rribia y Hernán Galeano por los hechos punibles estipula­dos en el artículo 97 de fabri­cación ilícita y artículo 99 de hechos punibles conexos en la Ley de Armas, por haber ela­borado y participado en ele­mentos explosivos improvisa­dos, conocidos como “cócteles molotov” en sede del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

Según los datos de la Fiscalía, los jóvenes inculpados habrían elaborado y portado las bom­bas incendiarias, según reveló la pericia técnica. La investiga­ción se inició en abril del 2017 tras el análisis técnico de las cámaras de circuito cerrado de la sede de PLRA. Estas bombas molotov fabricadas presumi­blemente en dicha sede parti­daria se habrían utilizado el 31 de marzo del 2017 para incen­diar el Congreso Nacional.

SEPA MÁS

CONTINUAS DILACIONES

Desde un principio los acusados presentaron innumerables recur­sos dilatorios en el proceso. En noviembre del 2018, cuando se iba a realizar la primera audiencia preliminar, Stiben Patrón recusó al juez penal de Garantías Gustavo Amarilla, por lo que dicha audiencia no se realizó. Posteriormente, el juez fue confirmado en la causa.

Recién el 13 de febrero del 2019 se realizó la audiencia preliminar y el juez Gustavo Amarilla elevó el caso a juicio oral. Sin embargo, nue­vamente la defensa de los liberales chicanearon nuevamente y ape­laron la resolución judicial y fue la Cámara de Apelaciones que con­firmó el juicio el 24 de abril del 2019. El 22 de julio de este año se fijó fecha para el juicio, para el 12 de noviembre, pero nuevamente una chicana frena el inicio de este.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar