La fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, ordenó este viernes a agentes fiscales de la Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción el análisis técnico jurídico sobre la existencia de hechos con relevancia penal y procedencia para apertura de una investigación. La designación de la titular del Ministerio Público fue a través de una nota a la fiscal de esta unidad Soledad Machuca, de acuerdo con la información oficial de la misma Fiscalía.

La decisión fue tomada luego del anuncio del embajador de los Estados Unidos en Paraguay, Marc Ostfield, quien anunció la declaración realizada por el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, hacia el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, y el ahora exasesor jurídico de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) Juan Carlos Duarte, por participar en actos significativamente corruptos.

Leé también: Significativamente corrupto: caso Velázquez atenta contra las inversiones, dijo Harms

“La fiscal general, Sandra Quiñónez, remitió por nota a la fiscal adjunta de la Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción Soledad Machuca sobre la declaración realizada por el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, anunciada en conferencia de prensa por el embajador de los EEUU en Paraguay, Marc Ostfield, por la cual se designa al vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, y al asesor jurídico de la EBY, Juan Carlos Duarte, por su participación en corrupción significativa que involucra soborno de un funcionario público paraguayo y obstrucción de una investigación”, refiere la información institucional de la Fiscalía General del Estado.

En este contexto, la titular del Ministerio Público solicitó a la Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción realizar “el análisis técnico jurídico sobre la existencia de hechos con relevancia penal y procedencia para apertura de una investigación”.

De acuerdo con el informe del secretario de Estado de los Estados Unidos, Hugo Velázquez y Juan Carlos Duarte operaron para obstruir una investigación que amenazaba los intereses financieros del ahora exprecandidato presidencial colorado ofreciendo una coima de más de un millón de dólares americanos.

El informe refiere que Duarte ofreció el soborno a un funcionario del gobierno, a nombre de Velázquez para obstruir una investigación que afectaba directamente a Velázquez y sus intereses financieros. “A pedido del vicepresidente Velázquez, Duarte, su cercano colaborador personal y profesional, ofreció un soborno de más de un millón de dólares americanos a un funcionario público, un acto consistente con un patrón aparente de actividad corrupta compartida. Esto se hizo para obstruir una investigación que amenazaba al vicepresidente y sus intereses financieros”, fue parte del informe del embajador americano.

Te puede interesar: Estados Unidos ratifica su apoyo al Ministerio Público


Dejanos tu comentario