La diputada colorada Rocío Abed también salió al paso de las declaraciones violentas hechas por su colega el diputado colorado Roberto González, que en un intento de denigrar a la diputada Celeste Amarilla no solo ofendió a su colega, sino también a las amantes, esposas y prostitutas.

“Me solidarizo con las prostitutas, también con las esposas. Yo como esposa también me quiero solidarizar con las amantes, porque también son muy descalificadas y engañadas por hombres machistas”, expresó y pidió que se acabe con estos ataques misóginos.

Cabe mencionar que el ataque misógino es un acto cometido por aversión, desprecio u odio hacia las mujeres. La misoginia puede manifestarse de diversas formas, como la denigración, discriminación y violencia contra la mujer.

Nota relacionada: Celeste Amarilla responde a ataque misógino de su colega

“Que se dejen de joder”

La diputada Abed se refirió a los catorce tipos de violencias estipulados en la ley N° 5767, y dijo que solamente uno está tipificado penalmente con sanciones. Sugirió que esta situación tiene que llevar a la Cámara Baja a establecer sanciones a todo tipo de violencia contra la mujer.

“Constantemente se escuchan alusiones descalificativas hacia las mujeres, y eso indigna. Que se dejen de joder con esas alusiones”, aseveró tras el agravio a su colega congénere, Celeste Amarilla.

En la sesión de la Cámara de Diputados, durante el debate sobre la deuda espuria de Itaipú, el diputado Roberto González dijo: “Aborrezco a las p*** con escapulario, respeto más a las p*** que revolotean sus carteras”. Esto manifestó para referirse a las denuncias expresadas por la diputada.

Por su parte, la legisladora Amarilla retrucó el ataque reivindicando el derecho de las mujeres a hacer uso de su cuerpo. “Y lo vuelvo a decir, las mujeres tenemos derechos a ser p***”, expresó.

Te puede interesar: Vicepresidente pide al Senado aprobar los US$ 365 millones para contingencia

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar