La asesoría parlamentaria del Frente Guasu en el Senado manifiesta su rechazo al proyecto de ley que modifica el Estatuto Agrario aprobado en diciembre del año pasado en la Cámara de Diputados y que debe tratarse el jueves 3 junio en la Cámara de Senadores, o que en su defecto tendrá sanción ficta.

El proyecto de ley que modifica la legislación sobre asentamientos agrícolas, ganaderos y coloniales fue presentado por los diputados Hugo Capurro (PLRA), Avelino Dávalos y Pastor Soria (ANR). Fue aprobada en la Cámara Baja en octubre del 2020 y se encuentra en el Senado.

Leé también: Político de la semana: Juan Carlos “Calé” Galaverna y la carrera por la presidencia del Congreso

“Mal endémico” en la reforma agraria

De acuerdo con los proyectistas, la normativa pretende introducir modificaciones al Estatuto Agrario pretende dar una solución rápida a un “mal que se ha vuelto endémico dentro del organismo de aplicación que tiene a su cargo el proceso y la titulación de inmuebles destinados a la reforma agraria”. Se busca redefinir que beneficiarios sean los que las ocupen y las trabajen.

Desde el Frente Guasu alegan que la modificación de Estatuto Agrario dará lugar a que se realice un “blanqueo sobre las tierras malhabidas”. Indican que persisten tierras que fueron repartidas ilegalmente durante los tiempos de la dictadura estronista a amigos del régimen, por lo que califican al proyecto de “atentatorio contra el Estado de derecho”.

El proyecto de ley a ser analizado en el Senado busca, entre otras cosas, que se estipulen sanciones en los manuales de funciones para punir a los funcionarios del Indert (Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra) que sin motivo retengan expedientes en su poder, y se otorga plazo para la culminación de procesos en los fueros civil, penal, laboral, etc.

Te puede interesar: Concordia Colorada en Filadelfia consolida a Víctor Lovera a la intendencia

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar