Representantes de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP-SN) presentaron una nota al presidente del Congreso Nacional, el senador Óscar Salomón, un urgimiento para el tratamiento del proyecto de Ley de Emergencia Educativa, que fuera presentado en febrero de este año, a una semana del inicio de las clases.

En el marco de esta normativa se solicitan equipos de bioseguridad para todo el año, equipos informáticos y que la infraestructura se pueda mejorar, la capacitación docente tanto para las clases presenciales y virtuales, porque muchos de los educadores no están preparados. Además, se plantea la universalización de la alimentación escolar, para que se les provea durante todo el año.

Podes leer: Plantean redireccionar recursos del PGN para financiar e indemnizar a enfermos de COVID

Otros de los puntos que señalan el proyecto es que cada año se incluya el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) anualmente en cada presupuesto, porque actualmente en educación se cuenta solo con el 3,6% y la UNESCO recomienda como un mínimo del 7% del Producto Interno Bruto (PIB), así también, que se les provea de las vacunas contra el COVID-19 para los alumnos y los docentes.

Por otra parte, los docentes también presentaron una nota al Ministro de Educación y Ciencias (MEC), Juan Manuel Brunetti, para la suspensión de las clases presenciales en las instituciones educativas teniendo en cuenta la situación sanitaria que atraviesa el país. En este sentido, Blanca Ávalos coordinadora general de la OTEP, refirió que preocupa la situación actual y que los docentes están siendo enviados por el ministerio a la guerra pero sin herramientas.

Te puede interesar: Zavala cuestiona ineficiencia del Estado en compra de vacunas contra el COVID-19

“Nos preocupa esta situación crítica que estamos pasando en el país, son 4.900 personas que han fallecido y 113 docentes han fallecido hasta ayer, son docentes jóvenes, son docentes en ejercicio, no son docentes jubilados”, sentenció. Así mismo, señaló que no cuentan con las herramientas necesarias para poder dar salida a muchas situaciones, son los padres y los docentes nuevamente los que cubren esas necesidades económicas que se tiene en el ámbito educativo.

“Es importante suspender las clases presenciales en este momento para que no haya contagio ni muerte, porque el ministerio no tiene una política de quien está detrás, la familia. Nosotros planteamos que hayan cuadernillos y que la educación siga a distancia, no queremos que pare la educación, pero para eso el ministerio tiene que invertir y tiene que tener una voluntad política”, puntualizó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar