El diputado Celso Kennedy opinó sobre el proceso de vacunación que se inició oficialmente hoy con los personales de blanco, apuntando a las altas expectativas que se generan frente a una baja cantidad de dosis. Recordemos que el Gobierno recibió el jueves 4.000 dosis de las vacunas Sputnik V, que serán destinadas en su totalidad al sector sanitario de primera línea en la lucha contra el COVID-19.

“La vacuna induce a una posibilidad alta de generar defensas en el organismo, lo que significa que ninguna persona puede asegurar que no va a contagiarse después de la vacunación. Como son tan pocas dosis, 4.000, si tiene una eficiencia de 90%, serían 3.600 personas las que no se enfermaría, pero las 400 restantes sí”, expresó a La Nación.

Lea más: Escándalo regional de vacunas anti-COVID-19 pone en alerta a Paraguay

De igual modo, recalcó la necesidad de seguir tomando todas las precauciones pese a estar vacunados. “El hecho de que me hayan vacunado no me garantiza seguridad”, añadió el diputado y reiteró en este contexto que las 4.000 dosis en términos epidemiológicos no son nada, excepto para disminuir el riego de gravedad de las personas que trabajan de cerca con el virus.

Ante la expectativa de la llegada de más dosis, dijo que desde la Cámara de Diputados estarán atentos, “ya que estábamos creyendo que en esta segunda quincena iba a llegar una partida interesante, pero la sorpresa fue que llegaron las primeras dosis solo para calmar a la gente”.

Lo que se consigue con esta primera tanda de vacunas es que “Paraguay no sea el último en no recibir vacunas en la región”, lamentó. Sumándose así también a la incertidumbre que se da en el mundo con el retraso en producción de las vacunas rusas ante una alta demanda de las mismas.

Lea más: Ponen en duda capacidad de producción de vacunas rusas ante alta demanda

Dejanos tu comentario

19H

¿Considera correcto que los camioneros fijen un precio y una utilidad por ley?

Click para votar