Juan Ernesto Villamayor es cada vez más cuestionado por la clase política y por la ciudadanía; los cambios realizados en su Gabinete por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, solo sirvieron para cambiar el tema de discusión por unos días, el presunto negociado por la deuda de Petropar y PDVSA.

Este salpicó tanto a Villamayor como a miembros del gobierno interino de Venezuela, a cargo de Juan Guaidó y fue destapado por una investigación del influyente medio estadounidense Washington Post.

Nos adelantamos a otras bancadas

Tras la interpelación al jefe de Gabinete, cuando este hábilmente intentó desenmarcar al Gobierno del negociado, ahora solo se espera la sesión de la Cámara de Diputados en la que se tratará el voto de censura o no a Villamayor.

Núñez explicó que su bancada ya decidió apoyar el voto de censura a pesar de no haber sido ellos quienes presentaron el pedido de interpelación.

“Incluso sin escuchar la posición de las diferentes bancadas, ya nos adelantamos para sentar postura y para no estar especulando con que haya o no haya votos. Independientemente a eso, nuestra postura es acompañar el voto de censura porque las respuestas dadas por Villamayor durante la interpelación no llenaron las expectativas de la bancada, porque no se obró con transparencia, pues se trató de ocultar un acuerdo”, manifestó.

Lea también: Voto de censura a Villamayor sería una carga negativa, según Centurión

Respecto al acuerdo que Villamayor supuestamente estaba negociando, Núñez explicó que independientemente de ser beneficioso o no para el país, grandes sumas de dinero iban a ir a parar para los abogados, algo que se coloca por encima de lo establecido en nuestra legislación.

Pusimos al zorro a cuidar el gallinero

“Gracias a esto nos dimos cuenta que quien estaba de procurador (Coscia) trabajaba en su estudio jurídico hace casi 30 años y también nos enteramos de que era un experto en ganar juicios al Estado paraguayo. Tal es así que un funcionario de su estudio jurídico se fue como procurador general de la República, cuya función era defender el patrimonio y los bienes del Estado. Fue como poner al zorro a cuidar el gallinero”, agregó Núñez.

Expresó que al menos en lo que respecta a los legisladores de su bancada, ya le perdieron la confianza a Villamayor.

“De hecho, ya había dicho que si Villamayor renuncia, le estaría haciendo un favor a la patria y al presidente de la República, por su comportamiento poco transparente. Incluso en su anterior función como ministro del Interior y ya no goza de la confianza de la ciudadanía”, concluyó el diputado colorado.

Juan Ernesto Villamayor es el segundo jefe de Gabinete Civil durante el periodo de Mario Abdo Benítez que se ve involucrado en acciones irregulares que generan desconfianza. El primero fue Julio Ullón, quien a causa del acuerdo bilateral de Itaipú dejó el cargo.

Le puede interesar: Todo sobre el negociado Petropar/PDVSA

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar