“Todos nos quedamos helados”, expresó el senador por el partido Hagamos, Tony Apuril, sobre el momento en el que se enteraron los congresistas de la Cámara Alta del nuevo secuestro que se produjo durante la audiencia reservada en la que se abordaba lo sucedido la semana pasada con la FTC y que finalizó con la muerte de dos niñas.

Apuril explicó que la sesión se llevaba con mucha tensión. En primer lugar para determinar si los discursos se realizaban de manera reservada o pública, en la audiencia en la que se encontraban la titular del Ministerio Público, las cabezas de la FTC y el ministro de Defensa.

“La audiencia terminó abruptamente cuando Quiñónez pidió permiso para retirarse, debido a que le comunicaron de un nuevo secuestro en el norte del país”, explicó el senador.

Te puede interesar: Rasmussen espera que Óscar Denis sea recuperado con vida

Agregó que al hacer la consulta sobre de quién se trataba, dijo que el presidente del Senado, Óscar Salomón, comentó que posiblemente se trataba de un exsenador de la Nación y en ese momento “todos nos quedamos helados”, dijo.

Por su parte, el titular de la Cámara Alta explicó que es una tristeza saber que existe una nueva víctima y no quiso aportar mayores datos, ya que en ese momento no se manejan muchas informaciones aún.

“Nuestra reunión se cortó de manera rápida ante el secuestro de Óscar Denis y tanto la fiscala general y los integrantes de la seguridad pidieron permiso para retirarse”, explicó el presidente de la Cámara de Senadores.

Lee también: Mario Abdo viajó hasta Concepción para brindar apoyo a familia del exvicepresidente Denis

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar