El conflicto entre buses internos de la ciudad de Limpio suma un nuevo capítulo. Esta vez, se vieron involucrados choferes de las empresas Nuevo Horizonte y 20 de Julio, quienes tuvieron que ser demorados por la Policía Nacional tras casi llegar a los puños.

En la noche del viernes se registró un nuevo incidente entre choferes del transporte público en el barrio Villa Jardín de Limpio. Según la denuncia, un ómnibus de la empresa de transporte Nuevo Horizonte se encontraba en circulación cuando repentinamente otro bus de la empresa 20 de Julio apareció y le cerró el paso.

Posteriormente, una persona –que aparentemente cumpliría la función de “guarda”– subió a la unidad de Nuevo Horizonte, derramando cerveza a la hija y la esposa del chofer, que se encontraban viajando sentadas a su lado.

Esta situación generó el enojo del trabajador del volante, quien decidió iniciar una persecución que se extendió por varias cuadras hasta terminar en una de las calles del barrio Villa Jardín. Una vez allí, hubo un fuerte cruce entre los conductores y pasajeros.

La discusión fue subiendo de tono al punto de que una piedra llegó a ser arrojada contra el parabrisas de uno de los buses involucrados, además de que se estuvo cerca de una confrontación física entre los choferes.

La Policía Nacional tuvo que tomar intervención en el hecho, así los protagonistas del incidente fueron demorados hasta la comisaría de Limpio.

El conflicto entre las empresas Nuevo Horizonte y 20 de Julio, que operan a nivel interno con sus unidades en la ciudad de Limpio, ya data de hace bastante tiempo. Son constantes las denuncias de carreras alocadas, discusiones entre choferes e incidentes de todo tipo como parte de esta disputa por el itinerario.

Los pasajeros y pobladores están cansados de la situación, mostrándose preocupados por el riesgo que representa para ellos el hecho de que se produzcan situaciones como estas que en cualquier momento podrían llegar a tener un desenlace fatal.

Dejanos tu comentario