El viceministro de Salud, Hernán Martínez, informó sobre las 100 mil dosis de vacunas AstraZeneca que vencerán a finales de noviembre. La poca afluencia en los vacunatorios alerta al Ministerio de Salud a buscar otras estrategias para evitar que estos biológicos sean desechados.

En el caso de que no se avance con la aplicación antes del vencimiento, manejan la posibilidad de hacer donación a los países que necesitan; descartan la devolución porque esta pertenecen al lote de donación.

“Son vacunas donadas que en la planificación previa teníamos que estar utilizando, pero hay disminución a la adherencia de la vacuna, pero siguen distribuidas en los centros vacunatorios”, indicó en comunicación con Noticias Paraguay. Ante esta baja concurrencia, las autoridades sanitarias invitan a vacunarse a quienes aún no han recibido ninguna de las dosis; aseguran la disponibilidad de las mismas en diferentes plataformas.

Creen que existe la posibilidad de aplicarlas antes de llegar a la fecha de vencimiento, consideran que si siguen llegando a la gente se podrá evitar que venzan estos biológicos. En la planificación previa que manejaban ya deberían haber vacunado a todos con estas dosis que siguen disponibles, pero como hubo disminución en la aplicación no se logró avanzar de acuerdo al plan.

Con los recorridos que se dan casa por casa en las zonas más alejadas de la ciudad esperan lograr el objetivo en estos días que quedan. El ministro destacó la presencia que se logró en varias comunidades indígenas más alejadas, donde han recibido una buena aceptación y se consiguió aplicarlas sin inconvenientes.

“Comenzamos a salir con los compañeros de las Unidad de Salud Familiar (USF) y del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) y se descubrió que varios estaban con la primera dosis, el argumento principal era la lejanía de los vacunatorios”, añadió. El pedido desde el Ministerio de Salud es que acepten ser vacunados porque no obligarán a quienes se nieguen a recibir las dosis.

Hasta el momento, las vacunas de AstraZeneca son las que están por vencerse; a medida que la gente no se acerque, peligra el vencimiento de aquellas que son de otras plataformas. Ante esta posibilidad, se maneja como estrategia acortar el intervalo de la primera y segunda dosis, siempre y cuando esté avalado y se permita de forma científica.

Dejanos tu comentario