Bajo el lema “A llenar la olla”, ayer sábado arrancó la 16ª edición de la “Colecta anual del Banco de Alimentos”, que busca juntar la mayor canti­dad de alimentos para ayudar a fundaciones, asilos, ollas popu­lares, entre otros. Hoy como todos los años, los voluntarios están en las entradas de más de 150 supermercados adheri­dos a la Capasu para recaudar los productos no perecederos.

“Este año estamos replicando la experiencia que tuvo la gente durante la pandemia del covid-19, donde hubo un despliegue de solidaridad importante”, dijo Eduardo Zavala, de la fundación Banco de Alimentos.

Relató que tras el evento la idea es distribuir todo lo recaudado a fundaciones, hogares, comedores, asilos, albergues y ollas populares de distintos puntos del país, que como todos los años son ayu­dados por el banco. “La gente puede acercarse este sábado (por ayer) a los supermerca­dos. Así también, están adhe­ridas 15 cadenas de autoser­vicio, en todos estos lugares habrá carritos para que las personas dejen los produc­tos no perecederos”, señaló.

Con esta colecta buscan dar un sustento a más de 35.000 per­sonas que dependen de estos lugares, especialmente a los niños, niñas y ancianos que necesitan de mucha ayuda con el sustento y contención. “En el 2020 tuvimos un boom de donaciones y gracias a eso lle­gamos a casi 34 mil personas”, subrayó el joven. Cabe destacar que los voluntarios están ple­namente identificados y están colocados junto a los carritos recibiendo alimentos como aceite, poroto, leche en polvo, leche en cartón, arroz, azúcar, yerba, fideos y enlatados.

Dejanos tu comentario