El Gobierno echará mano a la reserva de combustible que tiene Petróleos Paraguayos (Petropar) a fin de evitar la suba del precio del pasaje del transporte público. Esto a pesar de la disparada de costos del combustible a nivel mundial y que comienza a impactar con mucha fuerza en nuestro país.

El viceministro de Transporte, Víctor Sánchez, dijo a periodistas que en el Equipo Económico se abordaron las diversas posibilidades para hacer frente a la emergencia y que la solución que más está al alcance de las manos es que Petropar provea con los actuales precios a las líneas del transporte público. “Petropar tiene un stock importante de combustible y eso puede ser utilizado para proveer a los transportistas, de ese modo se evitará que suba el precio del pasaje”, remarcó el titular de Transporte.

Indicó que con ello el Gobierno está aplicando medidas que contribuyen a contrarrestar el fuerte impacto de la subida histórica de los precios del combustible. “Se busca que el usuario no reciba las consecuencias de la suba de precios que se verifican a nivel internacional”, significó Sánchez. Cuando se le preguntó si hasta cuándo durará el “apoyo” de Petropar para que no se incremente el precio del pasaje, el funcionario manifestó que hasta que se agoten las reservas. Evitó estimar una fecha tentativa y se limitó a decir que serán meses.

TRANSPORTISTAS

Mientras desde el Gobierno anunciaban que el precio del pasaje no subirá de momento, en el ámbito de los transportistas afirmaron que no existen muchas vueltas en torno a las salidas que se puedan esgrimir ante la coyuntura internacional. “Subir el pasaje o el subsidio, no hay otras soluciones posibles frente a una situación que escapa de las manos a nivel nacional”, subrayaron desde el sector empresarial, al tiempo de acotar que la crisis de provisión de combustible, por la alta demanda mundial, no tiene visos de solución a corto plazo.

DESDE EL MIC

Desde el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) mencionaron que lo más adecuado para el público local será trabajar para que la suba sea lo más “inteligente” posible, teniendo en cuenta que Paraguay está sujeto a lo que sucede en el mercado global. “Paraguay es un tomador de precios porque no tenemos petróleo y estamos sujetos a lo que pasa a nivel internacional. En este momento hay tendencia de suba, pero se está trabajando para impedir o minimizar la suba a nivel local porque a mi criterio G. 500 ya supera lo que debería”, expresó para la 1020 AM el viceministro de Comercio, Pedro Mancuello.

Ante ello, fue consultado por La Nación sobre qué es exactamente lo que se analizará, teniendo en cuenta que el monto o aumento dependerá al final de cada emblema. A lo que respondió que no se debe caer en errores como tratar de trasladar directamente el valor de la suba internacional a los precios locales, buscando recuperar márgenes anteriores perdidos. Así también, no caer en posiciones populistas de pedir precios fijados por ley, intervención estatal, subsidios u otras distorsiones que terminan generando desequilibrios, ya que estos no son sostenibles, a más de ser caldo de cultivo para la corrupción.

Y en tercer lugar, se debe compartir el esfuerzo de mantener el precio o minimizar el aumento entre todos los participantes de la cadena, tanto sector público como privado, de modo de evitar una mayor inflación y que tampoco caiga la venta de combustibles, explicó Mancuello.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar