El Dr. Ángel Núñez, director de Terapias y Servicios de Urgencias Hospitalarias, habló sobre el panorama actual del servicio de terapias. El profesional mencionó que la situación actual de internaciones en sala normal y terapia intensiva se encuentra más calmada, debido al porcentaje de vacunaciones y grado de inmunidad. “Tenemos ocupaciones muy bajas en cuanto a covid-19 y no tenemos tantos casos de pacientes que esperan una cama de terapia”, refirió.

Sostuvo que durante la pandemia se mantuvieron 178 camas con casos polivalentes, y se reestructuraron camas para terapia intensiva, debido a la gran demanda de pacientes respiratorios. Sobre la capacidad del área de terapia intensiva, el Dr. Núñez señaló que son 824 camas a nivel público y aproximadamente 400 en los sanatorios privados. De las 824 camas, 631 corresponden a adultos, 85 a pediatría y 108 a neonatal. También comentó que el Ministerio de Salud, a través de la Dirección de Terapias, busca potenciar las terapias intensivas que fueron instaladas en todo el país para la atención a pacientes respiratorios, manteniendo el mayor número posible de camas de terapia intensiva. “No existe la intención de reducir camas o de cerrar las terapias intensivas que fueron habilitadas a nivel país. Estamos haciendo la proyección en relación con los costos del mantenimiento de los equipos, el costo de compra de insumos, de medicamentos, de equipos biomédicos que puedan faltar, entre otros, administrativamente estamos viendo todo eso”, aclaró Núñez.

En cuanto a la salud mental de los trabajadores de blanco, el director de Terapias señaló que el Programa de Salud Mental del Ministerio de Salud viene trabajando de cerca en los diferentes hospitales que cuentan con un departamento de Salud Mental para brindar contención a los profesionales de blanco.

Dejanos tu comentario