Para el director de Becal, Federico Mora, la pandemia nos obliga o nos da la oportu­nidad de comenzar un nuevo capítulo en la educación, con múltiples desafíos estructu­rales, porque es una realidad latente la existencia de una brecha digital y de conectivi­dad por falta de infraestruc­tura en el sistema educativo paraguayo; sin embargo, él plantea un sistema educa­tivo del futuro, la modalidad híbrida, que tal vez se dé den­tro de 10 a 15 años.

“Tal vez hoy no lo veamos necesario, pero la educación híbrida permitirá la trazabi­lidad de contenidos, es una solución para las limitacio­nes de la formación docente. El docente será un gestor de conocimiento que se servirá de la explosión de contenidos a nivel mundial”, explica.

Plantea que la nueva moda­lidad dará lugar a una malla curricular flexible e indivi­dualizada, que pone en el cen­tro al estudiante, con foco en su ritmo de aprendizaje. “Ade­más, la incorporación de TICs les brinda herramientas más acordes al mundo laboral pro­fesional que recibirían”.

“La flexibilidad de horarios les brindará autonomía y tiempo a actividades extracurricula­res y de vida saludable. Permi­tirá a los centros educativos salir de la exclusividad del aula y crecer en espacios comunes de interacción, optimizando espacio y tiempo. El centro educativo será un puerto de entrada y salida, dinámica, de estudiantes, padres y docen­tes, con un calendario de acti­vidades con y en la comuni­dad. Así será la nueva escuela. La pandemia nada más apuró su llegada. Hoy nos desespera el retraso en infraestructu­ras, conectividad y la rea­daptación del docente. Pero estos son problemas que ya teníamos, y lo sabíamos. La oportunidad de cambio, de una y por todas, es inmensa”, señala Mora.

Dejanos tu comentario

10H

El Gobierno no tiene intención de retirarse del mecanismo Covax, ¿está de acuerdo?

Click para votar