Hoy se completan exactamente 14 días de la huelga del sector docente que exige el 16% de reajuste salarial, un acuerdo firmado entre el Gobierno y los gremios años atrás que establecía un aumento anual, gradual, hasta llegar al salario básico del docente. Sin embargo, no se pudo lograr este incremento en el 2020 cuyo presupuesto debió ser redireccionado para hacer frente a la pandemia.

No obstante, en este 2021 los docentes se encuentran luchando para conseguir el anhelado aumento, mientras que el Estado se mantiene en su postura de otorgar hasta el 11% debido a que no están dadas la condiciones para incrementar más que eso.

Ante la situación de una huelga docente que se recrudece y va a huelga de hambre, el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) levanta la bandera blanca, reconoce que el trabajo docente es loable y que merece el reajuste salarial, pero se mantiene en la postura de ofrecer el 11% de reajuste, esto atendiendo que la pandemia aún sigue y que este sector fue el único beneficiado con el aumento salarial en el marco de la Ley Nº 6.809 de Consolidación Económica para mitigar los efectos de la pandemia.

Lea más: Esta tarde llegan 308 mil dosis del segundo componente de la Sputnik V

“La postura del Gobierno se refiere a un aumento, hasta este momento del 11%, que es lo que se puede cumplir incluso a costa de otros aspectos como los kits escolares, los kits de alimentos, infraestructura que todavía no tienen financiamiento. Este aumento del 11% de aumento representa para el presupuesto G. 567.000.000.000 más y es una cifra muy alta”, explicó Fernando Griffith, viceministro de Culto del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

En el 2016 se firmó un acuerdo durante la gestión de Enrique Riera al frente del MEC que establecía que cada año habría un aumento del 12%, más 4% para proteger el sueldo docente de la inflación. Efectivamente, esto se logró en el 2018 y 2019, pero en el 2020 llegó la pandemia del COVID-19 donde ocurrió un desbalance que se corregiría con este 11%, asumiendo que se daría un aumento del 5% más en julio del 2022, subrayó Griffith.

Lea también: Impulsarán ley para proteger a trabajadores de reparto con clasificación de tormentas

“Nosotros entendemos perfectamente que esto es una causa justa, pero no todas las causas justas son oportunas porque no siempre se puede cumplir con el presupuesto público, y como su nombre bien lo indica es un pre-supuesto, no es algo que se tiene en el banco, es algo que el Gobierno está suponiendo que va a recaudar. Por eso se decía en la frase que está en el presupuesto: si los ingresos tributarios alcanzan un mínimo de 15%, entonces se podrá hacer el aumento hasta el 16%”, recordó el viceministro.

Griffith llamó a los docentes a la tolerancia, a la empatía, a que entiendan que como país Paraguay se está tratando de recomponer con lo que tiene para asegurar la economía nacional luego de la crisis generada por la pandemia del COVID-19. Pidió a los docentes volver a las aulas con sus alumnos.

Lamentó que los niños no aprendieron en este tiempo de huelga y tampoco podrán hacerlo mañana. “Lo que los niños no aprendieron hoy no lo aprenderán más mañana”, dijo y agregó que la vuelta a clases fue sinónimo de salud para los niños quienes necesitan volver a la escuela y que de los maestros depende su educación.

Podés leer: Obrero cayó del segundo piso del edificio de la Senatur

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar