Enrique López Arce, especialista en empleo y director de la Oficina de Empleo de la Asociación Nacional Republicana (ANR), se encuentra impulsando una ley de protección para los trabajadores del servicio de reparto (delivery), especialmente para los días de lluvias y tormentas de gran escala que causan destrozos y que ya se han cobrado la vida de muchos trabajadores.

En este sentido, López Arce pretende la promulgación de una ley que pueda clasificar los tipos de lluvias y en las fuertes y torrenciales. Pedirán que éstos trabajadores no salgan, atendiendo a que exponen sus vidas y a todo tipo de situaciones durante el servicio de reparto. Los días de lluvias son los días en los que más la gente solicita el servicio de entrega a domicilio, especialmente de comidas.

“Lo principal es clasificar los tipos de tormentas, osea, Paraguay debería clasificar y meteorología está en condiciones de clasificarlos y sacar alertas de tormentas como ya se hace, pero hacerlo como lo hacen en otros país de no circulación durante las tormentas, y eso es principalmente para los que se movilizan en motos”, explicó López Arce en comunicación con La Nación.

Cientos de paraguayos ponen su vida en riesgo durante fuertes temporales, especialmente al querer llegar a hora a su lugar de trabajo. Ante esta situación se ven obligados a sortear todo tipo de peligro en las rutas tanto en motocicletas, automóviles como en el transporte público, como toparse con árboles caídos, raudales indomables o cables sueltos.

Podes leer: FEP rechaza aumento del 11% y anuncia que las protestas seguirán

El especialista manifestó que ya cuenta con un borrador para este proyecto de ley y lo estaría presentando este lunes al diputado Raúl Latorre, presidente de la Comisión de Empleo y Trabajo de la Cámara de Diputados.

López Arce compartió a través de redes sociales una tabla de correspondencia de intensidad precipitaciones que se clasifican por colores, intensidad y milímetros de lluvia caída por hora y tipo de precipitaciones.

Lea más: Anuncian clausura y cierre del penal de Pedro Juan Caballero

La clasificación de precipitaciones color rojo, que corresponde a alerta, con más de 250 milímetros (mm) de lluvias por hora con presencia de granizos de gran tamaño. La segunda clasificación es el color naranja con lluvias de más de 250 mm con presencia de torrencial lluvia y caída de granizos. Mientras que la clasificación naranja, más clara, es una lluvia torrencial con probabilidades de caída de granizo y de 100 a 250 mm.

También hay otras clasificaciones como: lluvia muy fuerte a torrencial, lluvia fuerte, lluvia moderada, lluvia ligera, lluvia débil, lluvia muy débil y traza de precipitación. Para impulsar esta clasificación de inclemencias del tiempo, López Arce anunció que se estará reuniendo con los gremios de trabajadores, legisladores y con la Dirección de Meteorología.

Lea también: Nueva quema de maquinarias en San Alfredo

Aseguró que en otros países existen regulaciones que protegen a los ciudadanos en el desarrollo de sus actividades y que durante lo que duren las tormentas ya sean eléctricas o con granizo se sacan alertas de no circulación ante los riesgos de caída de arboles, desplome de tendidos eléctricos o raudales.

“En Paraguay no tenemos estas regulaciones y lo que está pasando es que así como existen buenos empleadores, también hay malos empleadores y, a pesar de la lluvia, hay moto deliverys que por la necesidad de recibir un 3.000 o 5.000 guaraníes más salen aún con la lluvia y ponen en riesgo sus vidas. En diciembre del año pasado, un joven delivery de 22 años salió con la moto y no volvió más”, lamentó López Arce.

Añadió que en un país con una alta informalidad en el sector empleo no se puede dejar a elección del empleador de decidir si el delivery sale o no a realizar sus entregas durante las tormentas, simplemente porque habrá empleadores que no cuidarán la integridad de sus colaboradores y pondrá en primer lugar sus ganancias antes que la vida.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar