Para favorecer los valores que permitan la concordia y el diálogo en la sociedad y en el mundo, en una cena entre amigos un paraguayo en Puerto Pinasco, Chaco, propuso instaurar el Día de la Amistad hace 63 años. El planteamiento llegó a la Asamblea General de las Naciones Unidas y finalmente el 27 de julio del 2011 se fija el 30 de julio como el Día Internacional de la Amistad.

Se trata del Dr. Ramón Artemio Bracho, fundador de la Cruzada Mundial de la Amistad e ideólogo del Día Internacional de la Amistad, quien murió recientemente, pero lo recordaremos siempre por su legado a la amistad y por haber fomentado siempre la cultura de la paz, entre paraguayos y extranjeros.

Nota relacionada: Rinden homenaje a Artemio Bracho, creador del Día de la Amistad

Bracho había sido invitado a una celebración por el Día del Árbol, un 19 de junio de 1958 y allí pensó, si el hombre dedica un día como día especial para recordar la importancia del árbol en nuestras vidas, cómo la amistad no tendría un día en el calendario para celebrarlo de manera especial rodeado de todos aquellos que consideramos amigos.

En este contexto, para el 24 de junio convocó a las principales autoridades de la ciudad de Puerto Pinasco, departamento de Presidente Hayes, donde decidieron firmar un acta de fundación de la Cruzada Internacional de la Amistad.

Nota relacionada: A los 96 años fallece Ramón Artemio Bracho, impulsor del Día de la Amistad

“La amistad es uno de los sentimientos más puros y duraderos. Yo creo que es un día especial y que la misma ayudó o ayuda a las personas a acordarse de los amigos de manera especial, a poder cultivar y valorar más este hermoso sentimiento que uno tiene hacia los demás”, decía el Dr. Bracho en una entrevista con ADN digital en el 2016.

Paraguay y varios países de Sudamérica celebran el Día Internacional de la Amistad en esta fecha desde entonces, y es una oportunidad para dar realce a la importancia del amigo en nuestras vidas. En este día especial se aprovecha para enviar mensajes a los amigos y expresarle los sentimientos y buenos augurios, así como también generar un ambiente festivo y de afecto entre los allegados.

Leé más: Llegó nuevo lote de casi 34.000 dosis de la vacuna Pfizer

Es también tradición hacer el juego del “amigo invisible” entre los grupos de trabajo, compañeros de colegio y grupos sociales. Se trata de sortear el nombre de cada uno de los integrantes para intercambiarse regalos y dar unas palabras en homenaje al amigo que se hace visible en la persona que tenemos cerca.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar