Quienes hayan recibido ambas dosis de AstraZeneca, Covishield, Moderna y Pfizer (o única dosis para las personas que tuvieron COVID-19) están habilitados para ingresar a Francia desde Argentina, según informa el comunicado emitido el lunes pasado por el Consulado General de Francia en Buenos Aires sobre las condiciones y restricciones para el ingreso al país europeo.

Se requiere que los vacunados hayan recibido la segunda dosis al menos 7 días antes del viaje. También están permitidos quienes se hayan inmunizado con la vacuna de única dosis Janssen, de Johnson & Johnson, al menos 28 días antes del viaje. No obstante, se recuerda que el esquema vacunatorio completo no los exenta de la documentación o visa usualmente necesarias para viajar (no es el caso de los ciudadanos argentinos y paraguayos).

Por el contrario, quienes hayan sido vacunados con Sinopharm, Sputnik, u otra vacuna no mencionada no podrán ingresar a Francia, porque estos biológicos no están reconocidos por el gobierno francés; a menos que existan motivos imperiosos, que aplican a personas no vacunadas.

Motivos imperiosos

Las excepciones establecidas son para ciudadanos franceses y su familia (cónyuges casados, parejas con PACS/Unión Convivencial, y concubinos con justificativos de convivencia e hijos), Ciudadanos europeos con residencia principal establecida en Francia y su familia (cónyuges casados, parejas con PACS/Unión Convivencial, y concubinos con justificativos de convivencia e hijos),

Ciudadanos extranjeros con permiso de residencia (carte de séjour) vigente o visa de larga estadía vigente. Ciudadanos extranjeros con visa de reagrupamiento familiar o reunificación familiar, se entiende por familia de extranjeros residentes en Francia desde hace más de 18 meses, quienes hayan realizado una solicitud de reagrupamiento familiar por intermedio de la OFII (Oficina Francesa de Inmigración e Integración), o familia de extranjeros que se encuentran en situación de asilo en Francia.

Ciudadanos extranjeros con un cargo en una misión diplomática/consular u organización internacional cuya sede se encuentra en Francia y su familia (cónyuges e hijos menores), Trabajadores del sector de transportes (conductor y tripulación), incluso para viajar con destino hacia su punto de salida. Corroborar con antelación si su nacionalidad requiere de una visa de corta estadía (menos de 90 días). Tránsito en la zona internacional de un aeropuerto en Francia por menos de 24 horas, sin ingresar al espacio Schengen. Si tienen dudas sobre la posibilidad de transitar, póngase en contacto con su aerolínea.

Aislamiento

Los viajeros sin vacuna o inoculados con una vacuna no aprobada por la Unión Europea deberán realizar un aislamiento obligatorio de 10 días. El aislamiento podrá realizarse en su lugar de residencia en Francia; no tiene que ser en París o cerca del aeropuerto.

Pocas cancelaciones

Los temores por la propagación de la variante delta del COVID-19 no llevaron a los turistas extranjeros a cancelar sus estancias previstas en la capital francesa este verano, pero frenaron las nuevas reservas, dijo el presidente de la Oficina de Turismo de París, de acuerdo a un reporte de AFP.

Los turistas extranjeros “comenzaron a volver en junio, pero, desde hace quince días, con el aumento de la variante delta y la preocupación que genera (las reservas) han disminuido, como también los viajes de los franceses al extranjero”, declaró Jean François Rial a la radio France Inter.

Lea más: Detectaron disco de gas y polvo alrededor de un planeta extrasolar

“Hay pocas cancelaciones”, precisó, pero “una fuerte disminución de las nuevas reservas”. “Los alemanes, los italianos y los belgas reservan menos. Desde mediados de mayo hubo una aceleración de las reservas, pero está bajando de manera notoria”, explicó Rial. Según él, el pase sanitario no es “realmente el problema porque no impide que los extranjeros vengan”.

El pase sanitario contra el COVID-19 informa si el poseedor completó la pauta de vacunación, si está inmunizado o si dio negativo en un test PCR reciente. Será necesario para entrar en lugares como cines, museos y algunas instalaciones deportivas.

Lea más: EEUU comprará 200 millones de dosis adicionales de la vacuna Pfizer-BioNTech

El pase sanitario es “una herramienta que permite evitar el cierre (de hoteles, restaurantes, etcétera), así que está muy bien. Yo lo prefiero a un confinamiento”, señaló. Rial puso como ejemplo la agencia de turismo Viajeros del Mundo, que preside: las reservas aumentaron desde mediados de mayo “a un nivel extremadamente alto”. “Estábamos por encima del total de reservas en el mismo período en 2019”, dijo.

“Desde el aumento de la variante delta y las preocupaciones generales que existen, no hemos tenido ninguna cancelación”, añadió. “Hay reservas, pero muchas menos. Hemos bajado al 50% de la actividad, así que hemos vuelto a caer en un letargo preocupante”. Sobre todo, porque estas nuevas reservas son para viajes a corto plazo (julio, agosto, septiembre) porque -según él- “la gente tiene miedo de que los países de destino empiecen a rechazar a los franceses”.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

15H

Los casos de dengue comienzan a tener un ligero incremento. ¿Qué acciones considerás se deben aplicar?

Click para votar