El doctor Fernando Galeano, miembro de la Sociedad Paraguaya de Infectología, señaló este jueves que se debe dimensionar la situación atravesada en el país porque se trata de una cuestión humanitaria por la gran cantidad de contagios, hospitalizados y fallecidos a causa del COVID-19. También es preocupante la escasa cantidad de adultos mayores vacunados, pese a estar en la franja de mayor vulnerabilidad.

“Lo primero que hay que hacer es dimensionar la emergencia humanitaria porque hay análisis del ministerio (de Salud) mismo que nos hablan de muertes en salas. Hablamos de 200 personas esperando terapia, en un país donde su capacidad de terapia es de 600 camas”, lamentó el especialista en comunicación con Universo 970 AM.

Nota relacionada: Nuevo récord de hospitalizados por COVID-19: 4.133 internados y 627 en UTI

Sostuvo que se normalizó decir 100% de ocupación en los centros asistenciales, pero en realidad es mucho más porque hay numerosas personas en lista de espera para el ingreso a cuidados intensivos. El médico puso de ejemplo a Argentina, que toma medidas restrictivas con el 80% de ocupación de camas y en Paraguay hace meses es más del 100%, pero no se toman decisiones.

Galeano indicó que la situación sanitaria de Paraguay ya llega a un nivel de emergencia humanitaria y lamentó que solo “se cuente” la cantidad de muertos por día a causa del COVID-19, sin tomar las medidas necesarias para buscar contener el contagio, la cantidad de hospitalizados y decesos reportados de forma diaria. Explicó que actualmente el porcentaje de positividad de las muestras tomadas es por encima del 30% y solo debe ser entre el 5 a 10% para poder decir que se está controlando la propagación del virus.

Lea más: Más de 200 pacientes están en lista de espera para ingresar a terapia intensiva

“Nosotros hace cuántos meses que venimos diciendo que estamos con 100% de ocupación y ahora estamos mucho más que el 100% y parece que queremos esperar ver muertos en la calle (para establecer medidas restrictivas), pero es algo que no se ve nada más porque muchos fallecimientos ocurren en salas sin un nivel de terapia donde tenía que estar controlado”, agregó el profesional.

Para el especialista, también es preocupante que solo el 50% de la población de los adultos mayores fue vacunado con la primera dosis contra el COVID-19 porque son los que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad y lideran la tasa de mortalidad y recién cuando se alcance la inmunidad de rebaño empezará a bajar la cantidad de decesos.

Puede interesarle: Paraguay reporta una tendencia creciente en tasa de mortalidad

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar