Andrea Escobar sufrió un accidente el pasado 7 de enero en la zona de Ytú, en Caacupé, cuando iba acompañada de su hija. En el incidente rutero fue embestida de frente por otro vehículo que realizó una maniobra indebida cuando ella regresaba de Ciudad del Este con destino a Asunción.

Escobar relató que es abogada y que viajó de Asunción a CDE por motivos laborales junto con su hija y retornó en la noche ya con su cliente, a quien por cansancio le cedió el lugar del conductor y ella pasó del lado del acompañante cuando ocurrió el accidente.

Leé más: Cavernas de Vallemí y la planta de la INC serían candidatas a patrimonio mundial de la Unesco

“En el trayecto en el kilómetro 59 de la ruta PY02, cerca de la Dulcería de Ytú, un vehículo Toyota IST de color blanco entra a nuestro carril y nos choca frontalmente, el conductor venía a más de 135 kilómetros por hora. Como yo estaba muy cansada, le di el mando a mi cliente para que maneje mi vehículo, yo paso del lado del acompañante y mi hija atrás durmiendo”, relató Escobar en comunicación con 1020 AM.

En el momento en que su vehículo sale del carril e ingresa en el carril contrario, el cliente de Escobar intentó desviarse del vehículo que se acercaba, pero que no pudo escapar del impacto y el lado del acompañante, donde ella se encontraba, se llevó la peor parte.

Leé también: Piden a embarazadas no tener miedo y vacunarse contra el COVID-19

“Me llevé la peor parte del accidente e impactó también contra un tercer vehículo y a mi hija se la encontró tirada en la valijera ya inconsciente, sangrando, ella tuvo fracturas en la pierna izquierda, se le rompió la mitad del diente de adelante, tuvo cortes en la cabeza, en la cara y yo me quedé atrapada en el vehículo, no me podían sacar hasta que llegaron los bomberos. Desperté en la ambulancia”, recordó.

Fue asistida en el Hospital Regional de Caacupé en el quirófano y allí los médicos se dieron cuenta que necesitaba ingresar a terapia intensiva, por lo que fue inmediatamente derivada al Hospital de Trauma de Asunción, en donde llegó con 1% de vida y sobrevivió para contarlo.

El presunto responsable del accidente fue Pablo César Peralta, quien estaba al mando de un vehículo Toyota IST sobre la ruta PY02, en la zona de Ytú, en Caacupé, quien embistió el vehículo de Escobar, dio negativo a la prueba de alcotest, prueba que fue practicada al hombre recién luego de 17 horas del accidente y hasta el momento no fue imputado por este hecho, lamentó la mujer.

Podés leer: Abusos contra niños: “La gente está denunciando, toma valor y ya no deja impune”

“La prueba de alcotest no se le practicó en el momento porque también estaba inconsciente y luego de una larga lucha de mi abogada se logró hacerle la prueba de alcoholemia, recién luego de 17 horas y el resultado no fue lo esperado. Él ya dio su declaración indagatoria con la fiscala María Angélica Insaurralde y refiere que se encontraba viendo un partido de fútbol en casa de su novia, estaba vestido de fútbol y que estaba tomando un té verde, y que al salir de la casa de su novia ya no recuerda lo que pasó”, relató Escobar.

Actualmente, la fiscala del caso se encuentra de vacaciones y esta semana retorna a investigar el caso, la víctima aguarda la imputación de Peralta y que el hecho no quede impune.

Dejanos tu comentario

1D

¿Experimenta incrementos de precios de los productos de la canasta básica familiar?

Click para votar