El doctor infectólogo Tomás Mateo Balmelli afirmó en conversación con La Nación que la segunda dosis de vacuna de la marca Sputnik-V, aplicada actualmente en Paraguay a los adultos mayores, debe ser inyectada a las personas en un intervalo de cuatro semanas. Esto al igual que la Sinopharm y Coronavac.

No así la Astrazeneca, que sí posee un intervalo de aplicación de hasta doce semanas (tres meses) entre la primera y segunda dosis. De esa manera, el especialista en infectología desmintió la versión del Ministerio de Salud, que argumenta que la segunda dosis del Sputnik-V puede ser inyectada a las personas hasta luego de tres meses.

Héctor Castro, director del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), declaró ayer que existen evidencias y recomendaciones internacionales de que las vacunas Sputnik V pueden aplicarse con un intervalo de tres meses entre las dos dosis. Insistió en que la aplicación de dicha vacuna en ese determinado tiempo, incluso puede aumentar el nivel de inmunidad en las personas que las recibieron.

Leé también: Reanudan vacunación en Barrio Obrero tras agotar dosis

Bajo este mismo argumento, en los centros vacunatorios hoy están informando de que el adulto mayor que recibió la primera dosis de la Sputnik-V deberá aplicarse su segunda dosis luego de tres meses.

El doctor Balmelli advirtió que, si cualquiera de las vacunas contra el COVID-19 es aplicada fuera del intervalo recomendado, el nivel de la eficacia del inoculante tiende a disminuir.

En ese sentido, explicó que con la primera dosis, cuyo nivel de inmunización está en torno al 76%, es para evitar infección, pero para evitar casos graves (internaciones) o mortalidad (muertes) se requiere de una eficacia del inocolunante por encima del 95%.

Lenta vacunación

Con relación al ritmo de vacunación, el infectólogo cuestionó la lenta adquisición y disponibilidad de las vacunas en el país. “Es muy lento, no tenemos vacunas, hoy amanecimos con 17.000 dosis y con vacunatorios llenos de individuos que querían vacunarse. Supuestamente llegarán unas 250.000 de Sinopharm, que viene de Emiratos Árabes, y 100.000 de Qatar, que finalmente son muy poco”, criticó.

El especialista reiteró que con el ritmo actual, vacunar a toda la población paraguaya se logrará recién en un periodo de tres años. “Tenemos un universo de 5 millones de paraguayos que deben vacunarse, y recién hemos vacunado 200.000 personas. Somos el segundo peor país de la región, con menos del 3% de la población inmunizada”, expresó.

Te puede interesar: Más de 5.000 personas ya fueron vacunadas en el departamento de Concepción

Dejanos tu comentario

23H

¿Experimenta incrementos de precios de los productos de la canasta básica familiar?

Click para votar