El doctor Carlos Morínigo, jefe de contingencia y coordinador del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram), habló sobre la posibilidad de que una persona contraiga COVID-19 e influenza al mismo tiempo. Lamentó una vez más que el hospital referente en asistencia de pacientes con coronavirus se encuentra totalmente lleno y con el personal de salud agotado.

“El COVID-19 y la influenza son dos colosos enormes que van contra la vida del ser humano hoy en día. La única manera de evitar que sigan las muertes es con la vacunación y el uso de tapabocas. La influenza no es menos que el COVID, se nos suman dos colosos”, manifestó Morínigo.

Sobre el grado de mortalidad de ambos virus, el jefe médico indicó que el COVID-19 es mucho más letal que la influenza, sin desmeritar esta última enfermedad, que disminuyó debido a las campañas de vacunación masiva, por lo que pudo ser contenida en el mundo entero. “COVID e influenza se pueden dar juntos, se puede dar perfectamente, así como se vieron cuadros de dengue con COVID”, manifestó Morínigo.

Lea también: Reconocen que vacunas podrían no alcanzar para todos los mayores de 70 años

“Es una bendición contar con una cama de terapia”

Por otra parte, lamentó la cantidad de personas internadas que suman 581 en camas de terapia intensiva, que incluye a aquellos que requieren ventilación mecánica en los diferentes hospitales referentes que asisten a pacientes con COVID-19 a nivel país. Mientras que suman alrededor de 150 contagiados aguardando por un lugar en cuidados intensivos.

“Demasiadas personas están esperando, es una bendición contar con una cama de terapia intensiva hoy en día, es lo único que te voy a decir. De esas 150 personas, probablemente la mitad lastimosamente se muera porque esta enfermedad si no actuás, inmediatamente el pulmón se va inflamando”, refirió el profesional médico en contacto con 650 AM.

Lea también: Paraguay supera los 300.000 casos de COVID-19 y se confirman otros 75 fallecidos

“Esta enfermedad es una caja de pandora”

Así también, explicó que no existe un fármaco “milagroso” contra el COVID-19, por lo que pide que los contagiados asistan a los hospitales cuando sientan que los síntomas se van agravando. Igualmente, lamentó que existen pacientes que fallecen a causa del virus en sus casas sin siquiera recibir atención hospitalaria ante la total ocupación de camas.

“Hay que tomar a tiempo la enfermedad. Esta es una enfermedad que es una caja de pandora, es totalmente imprevisible. Hay gente que no tiene la posibilidad de acceder al hospital, hay gente que no tiene esa posibilidad y se muere en su casa. Les digo a mis compañeros que por lo menos le tengan en los pasillos y alguien le mire de vez en cuando. Hay gente que se muere en su casa porque llega tarde a los hospitales o no se da cuenta de los síntomas de empeoramiento”, manifestó el jefe médico.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar