La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) comenzó a entregar las vacunas contra el COVID-19 donadas por China a sus 10 federaciones nacionales para que las distribuyan entre sus asociados. Este jueves se inició la inmunización de futbolistas paraguayos en el vacunatorio de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF).

El cargamento de 50.000 vacunas llegó por la noche del pasado miércoles 28 de abril a Montevideo, en Uruguay, en carácter de donación de la empresa china Sinovac Biotech Ltd, así también gracias a las gestiones del gobierno uruguayo, encabezado por el presidente Luis Lacalle Pou.

Lea más: Pfizer espera vender 1.600 millones de vacunas en 2021, por US$ 26.000 millones

El productor asiático de medicamentos “comprendió que el fútbol es una actividad fundamental para la economía, la cultura y la salud física y mental de los sudamericanos”, comentó el presidente de la Conmebol, el dirigente paraguayo Alejandro Domínguez, en ocasión de recibir el cargamento.

La campaña de inmunización de la Conmebol alcanzará a miles de jugadores, jugadoras, árbitros, técnicos y colaboradores, quienes también serán favorecidos en su entorno familiar. “Las vacunas serán para hacer más seguras las competiciones internacionales”, apuntando a la Copa América de 2021 en Argentina y Colombia y a las copas Sudamericana y Libertadores, que están en pleno desarrollo, subrayó la Conmebol.

Este es “un hecho histórico en un momento histórico de la humanidad”, dijo Domínguez. “Somos la única confederación en el mundo que creímos en grande, como ha mostrado la historia del fútbol sudamericano”, agregó. Las federaciones “asumen la responsabilidad de su correcta utilización y de una posterior rendición de cuentas”, expresó un comunicado de la Conmebol divulgado a través de su página digital.

Fabricadas especialmente

Por su parte, el embajador chino en Uruguay, Wang Gang, aseguró que esta donación configura “un antes y un después en las relaciones entre China y la Conmebol en general, y entre China y la Copa América en particular”.

El diplomático también resaltó el papel del presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, para conseguirlo y lo consideró un “reflejo de la asociación estratégica entre China y Uruguay”.

Lea más: Cómo integró el ajedrez el mundo de los eSports

Las 50.000 vacunas fueron especialmente fabricadas para la Conmebol. “De ningún modo se trata de vacunas que estaban destinadas a otro objetivo”, precisó el escrito.

El operativo de vacunación finalizará antes del comienzo de la Copa América en Argentina y Colombia (13 de junio). Conmebol aclaró que la vacunación no será obligatoria. “El jugador que elija no inmunizarse no será penalizado ni excluido de las competiciones”.

Monitoreo contra desvíos

El protocolo de vacunación elaborado garantiza que cada dosis tenga “nombre y apellido” sin posibilidad de desvíos hacia personas que no forman parte del objetivo de la campaña, aclaró la Conmebol. La secretaría general de la entidad y su dirección de Etica y Cumplimiento harán un monitoreo del proceso y de la posterior rendición de cuentas.

En caso de observarse un remanente, las asociaciones beneficiadas deberán destinar las dosis a personas debidamente identificadas, previa aprobación de la Conmebol. “El criterio es que no se desperdicie ninguna vacuna y que se otorgue prioridad al entorno del fútbol”, precisó Conmebol.

No relajar protocolos

“Es un paso adelante enorme para vencer a la pandemia, lo cual no significa de ningún modo que vayamos a bajar la guardia”, resaltó el titular de Conmebol. Dijo que la vacuna no reemplazará ni modificará de momento los cuidados y protocolos que están en vigencia en los torneos de la Conmebol y que fueron aprobados por los gobiernos de los 10 países del subcontinente.

“La vacuna es solo una barrera más que ponemos ante el avance del COVID-19 y no significa relajar las medidas. A medida que el proceso de vacunación avance, la Conmebol consultará con un panel de expertos -como lo venimos haciendo desde el inicio de la pandemia- la posibilidad de introducir cambios en los protocolos”.

Sin embargo, dijo que “es evidente que la vacunación es un avance enorme hacia aquello que todos anhelamos: el regreso total del fútbol sudamericano con su explosión de color, alegría y pasión en la cancha y en las tribunas”.

Con datos de AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar