El temporal dejó a la intemperie a decenas de personas en las afueras de diversos hospitales de contingencia donde se encuentran familiares de pacientes con COVID-19. Varios ciudadanos padecieron los embates de las fuertes lluvias registradas desde la madrugada, específicamente en el Hospital de Calle’i, en San Lorenzo, donde permanecen en el lugar ante el pedido de medicamentos.

Estas personas debieron ingeniarse para buscar un rincón donde refugiarse de la lluvia, ya sea bajo improvisadas carpas, en algún pasillo con techo o en sus propios vehículos, a la espera de noticias o pedidos de insumos para sus pacientes internados. Muchas familias pidieron asistencia de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) para la instalación de toldos.

Lea también: Mediante cría de animales y huertas rehabilitan a jóvenes privados de libertad

En horas de la tarde aún se observa una gran cantidad de agua sobre las carpas, además de personas descansando donde puedan sobre colchones en medio de la humedad.

Al menos un familiar por cada persona internada se encuentra en el sitio, tratando de evitar aglomeraciones pese a la incomodidad ante la gran cantidad de agua caída. Suficiente sufrimiento y angustia padecen debido a la falta de medicamentos, vendiendo hasta lo que no tienen para poder adquirir los fármacos de farmacias aledañas, muchos con precios exorbitantes.

Lea también: “Tenemos amparos que nos obligan a que desconectemos a alguien”, dice directora del HNI

“La verdad que estamos muy incómodos. Prácticamente en el agua estamos, el presidente no se preocupa por nosotros, no le importa. La verdad que nos falta un albergue más grande y más seguro porque nos podemos enfermar también nosotros y no hay lugar. Los hospitales están todos colapsados y no hay lugar”, manifestó una mujer que tiene a su familiar internado.

Muchas familias llevan carpas de camping donde permanecen pese a los embates del fuerte temporal. Foto: Gentileza.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar