Un total de 20 profesionales terapistas del Hospital Nacional de Itauguá presentaron renuncia al cargo y estarán hasta el 30 de abril, según anunció la doctora Yolanda González, directora del centro asistencial. Explicó que la renuncia se dio luego que los médicos recibieron una mejor oferta de pago por parte del Instituto de Previsión Social.

La doctora González, en comunicación con C9N, explicó que la renuncia pone en riesgo la continuidad de al menos 16 camas de UTI de un bloque del área respiratoria. Agregó que actualmente los terapistas de Salud Pública perciben un salario de G. 4.600.000 por 12 horas de guardia, mientras que el IPS ofrece G. 6.000.000 por el mismo trabajo.

En ese sentido, la doctora González indicó que entiende la decisión de sus colegas, considerando que el salario es bajo y además el hospital está alejado, lo que significa más desgaste para el profesional de salud que de por sí ya está bastante cansado. “Si se da la posibilidad de estar en un lugar donde esté más cerca se entiende, además van a ganar más”, comentó.

Más sobre el tema: Terapistas están empleados al máximo y tienen sus vínculos con el Ministerio, dice director de UTI de Salud

Aseguró que en el tiempo que le queda, hasta el 30 de abril, buscará suplir las vacantes mediante nuevos contratos de profesionales médicos para evitar cerrar el área que cuenta con 16 camas de UTI. No obstante, indicó que todo dependerá de conseguir gente que quiera trabajar allí y que pueda encargarse del bloque de terapia. Indicó que para que esta área funcione bien, se necesitan de 28 médicos 45 enfermeras.

González indicó que si para el 30 de abril no consigue más profesionales, el área se deberá cerrar. “Tenemos que ver la estrategia o sino será disminuir camas, con la falta que hace en este momento, sería de muy mala idea. Vamos a ver qué estrategia seguir con el Ministerio”, indicó.

La directora del centro asistencial indicó que se tiene que ver con el Ministerio de Salud si existe posibilidad de aumentar los salarios y equiparar, ya que se trata de profesionales que se han especializado durante muchos años para cuidados intensivos. “Es injusto lo que se gana. El HNI está a 50 km, y llegar hasta allí lleva entre una hora y dos, por lo que se entiende la decisión de optar por un lugar más cercano para trabajar”, aseguró. Admitió que ellos no pueden competir en cuanto al salario con otros sectores.

Más sobre el tema: Salud anuncia que reemplazarán a todos los médicos renunciantes del HNI

“Que no haya competencia”

La profesional explicó que esperan solucionar el inconveniente y esperan conversar con las autoridades sanitarias del país a fin de buscar una salida, ya que no se puede “desvestir un santo para vestir a otro”, dijo al indicar que tanto el sector público como el IPS forman parte del sistema integrado para la asistencia de personas con COVID-19.

Sostuvo que intentarán ampliar el contrato de los renunciantes, aunque cree que será muy difícil competir cuando existe una marcada diferencia salarial. “El Ministerio también debería rever que todos los que estén en primera línea y los que están en terapia tengan un mejor salario”, aseveró.

Explicó que solo en el área modular trabajan actualmente 195 médicos. Agregó que para que un área de UTI con 16 camas funcione bien se requiere de al menos 4 médicos por día, lo que representa 28 en la semana, además de 45 médicos. “Si no puedo tener a los médicos necesarios, es mejor cerrar la terapia”, dijo al tiempo de explicar que si no se soluciona el inconveniente, se deberá cerrar el área.

González dijo que tanto el IPS como el MSP están luchando por salvar vidas. Agregó que no descarta que más personas estén renunciando más personas, ya que eso sí sería mucho peor.

Lea también: Médicos piden restricciones: “Es nuestra única posibilidad para frenar los contagios”


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar