Hoy se conmemora el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, que por segunda vez encuentra a las mujeres enfrentando la pandemia del COVID-19 y el desempleo. Desde hace un año, las organizaciones de trabajadoras del hogar buscan acompañar a cada una de las asociadas y sus familias y cubrir, en la medida de las posibilidades, su derecho a la alimentación.

“No fue fácil, muchas compañeras fueron despedidas y muchas tuvieron suspensión laboral pero no pudieron cobrar rápido, tampoco pudieron acceder al subsidio del Gobierno”, afirmó Marciana Santander, del Sindicato de Trabajadoras del Servicio Doméstico del Paraguay (Sintradespy).

Lea también: Enfermeros piden contratar más personal ante colapso de hospitales

La agrupación distribuyó kits de alimentos a unas 300 compañeras, en tres ocasiones, para mujeres que perdieron sus trabajos. Los platos de comida se distribuyeron de acuerdo a la cantidad de integrantes del hogar. De acuerdo a datos de la Cepal, aproximadamente una de cada cuatro trabajadoras domésticas perdió el empleo en el segundo trimestre del 2020.

La misma labor realizó el Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa (Sintradi) y, con el tiempo, optaron por las ollas populares. “Eso nos demostró mucho más cómo podemos superar todo juntas”, expresó Librada Maciel, secretaria general de la organización que reúne a 228 miembros.

“Buscábamos las cositas entre nosotras, cocinábamos y les llevábamos a las compañeras en sus casas para que no salgan, como estaban sin trabajo”, agregó la mujer.

Lea también: Reportan sobre primer paciente de COVID-19 que fallece en su casa

Los datos del Observatorio de Igualdad y No Discriminación del Centro de Documentación y Estudios (CDE) muestran que la pandemia afectó principalmente el empleo de las mujeres y los dos sectores principales que concentran su fuerza laboral sufrieron caídas importantes: el empleo independiente o “cuentapropista” y el trabajo doméstico remunerado.

La Dirección General de Estadística Encuestas y Censo (DGEEC), en su informe publicado en febrero del 2021, con datos correspondientes al último trimestre del 2020, muestra la brecha todavía existente en cuanto al trabajo según el sexo. En cuanto a la pérdida de empleo, las mujeres fueron las más afectadas.

“La cantidad de ocupados registrada en el cuarto trimestre del 2020 fue aproximadamente de 3.454.000 personas, de las cuales cerca de 2.032.400 son hombres y 1.421.600 son mujeres”, revela el informe.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar