El pequeño Dominick Alexander Rivarola Wolscham, con apenas tres meses de vida, fue diagnosticado con atrofia muscular espinal (AME) tipo 1 y desde entonces lucha por su vida, ahora se encuentra en terapia intermedia sujeto a un respirador en el Hospital Niños de Acosta Ñu de San Lorenzo.

Su madre, Lilian Wolscham, apela a la solidaridad de la ciudadanía para la donación de insumos y medicamentos que requiere su pequeño en la internación, también recurre a la buena gestión del ministro Julio Borba, para que este provea el medicamento que requiere Dominick para seguir viviendo.

Leé más: Cambios en el MEC: con nueva viceministra, se inicia hoy entrega de kits alimenticios

AME tipo 1 es la misma enfermedad que padece la niña Bianca, a quien todos conocieron por la titánica campaña que hicieron sus padres para conseguir el monto de dinero necesario para la compra del Zolgensma, medicamento considerado como el más caro del mundo, y que finalmente consiguió aplicarse antes de los dos años.

Se trata de una enfermedad que afecta a las neuronas motoras y va debilitando cada día las fuerzas para poder moverse, hasta un día ya no tener fuerzas ni para sonreír y quedar totalmente inmóvil y solo poder mirar y escuchar, y nada más. El pequeño Dominick sigue respirando porque está en terapia conectado a un respirador.

Leé también: Pronostican lluvias dispersas y ocasionales tormentas para este lunes

“Tenía solo apenas 3 meses cuando los médicos me decían que tenía solo dos opciones por la sospecha de atrofia muscular espinal que él tenía: primero me dijeron que podrían dejar que él se recupere por sí solo, logre estabilizarse y respirar por sí solo, pero en el proceso se podía cansar y desfallecer en el intento. La segunda opción era intubarlo de inmediato para que no se canse más de lo que ya se encontraba y que no pase a mayores complicaciones”, relató Wolscham.

Posterior a esta situación, el pequeño Dominick empezó a presentar un cuadro de neumonía por todo el esfuerzo que hacía para seguir respirando. A Wolscham no le quedó otra opción que autorizar que lo intubaran para que el pequeño no muera.

“Estos niños con esta sospecha de atrofia muscular espinal una vez que se intuban ya no hay vuelta atrás y no vuelven a respirar por sí solos, fue lo más doloroso que me habían dicho los médicos, pero si no se le entubaba corría el riesgo de que mi pequeño se cansará por todo el esfuerzo que estaba haciendo por poder respirar por sí solo, y yo no podía permitir que mi pequeño se me vaya junto a papá Dios”, recordó Wolscham.

El pequeño Dominick se encuentra internado en el Hospital Niños de Acosta Ñu de San Lorenzo, donde requiere de suma urgencia sonda de aspiración de traqueotomía N° 8, agua destilada, sonda transpilorica N° 8, cremas para la irritación de la colita, pañales tamaño G, toallitas húmedas, lactulosa (para ir de cuerpo), Z-mol en gotas y simeticona en gotas. Además, sábanas y almohadas para bebés.

Podés leer: Joven cometió violación de domicilio y fue llevado a la comisaría, donde intentó manosear a una suboficial

Los interesados en colaborar con el pequeño Dominick pueden comunicarse al número (0992) 912-418 con la señora Wolscham o realizar giros a través del (0984) 619-817. Mientras que para transferencias bancarias está disponible la cuenta: 0602613876 a nombre de Ana Wolscham con CI : 4.659.936 del Banco GNB fusión.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar