“Quiero llorar, con mi familia ya estamos viendo qué hacer con el tema de la guardería y las ventas online más de una clienta ya nos canceló, dos horas después del decreto. Estoy harto, cansado y nosotros sí en el negocio cumplimos con TODOS los protocolos”, escribió Felipe Domínguez en su cuenta de Twitter luego de darse a conocer las nuevas medidas sanitarias impuestas por el gobierno del presidente Mario Abdo Benítez.

De esta manera, Felipe, al igual que miles de internautas, expresó su descontento e indignación a causa de las restricciones incluidas, que nuevamente entrarán en vigencia a partir del jueves 18 de marzo y se extenderán hasta el domingo 4 de abril.

Es noticia: “La mejor estrategia es el programa de vacunación”, sostiene economista

Esto a consecuencia del gran incremento de casos de COVID-19 positivo, de manera de evitar la circulación masiva y así poder mitigar los contagios. Además, ante la llegada de la Semana Santa se prevén tomar medi­das mucho más drásticas.


En este caso, el joven se manifestó de parte de las guarderías, ya que al igual que los demás rubros, las casas encargadas de cuidar de los más pequeños sufrieron considerables pérdidas, teniendo en cuenta que son varios los profesionales que se ven afectados con el cese de las actividades como ser las maestras, personal administrativo y el área de limpieza.

En conversación con algunos propietarios del segmento, manifestaron que las instituciones cuentan con toda la infraestructura que exige tanto el Ministerio de Salud como el Ministerio de Educación y Ciencias, y que cumplen a cabalidad con todos los protocolos sanitarios, por lo que lamentan la decisión adoptada por las autoridades.

En este contexto, ellos creen que se deberían reforzar los controles, pero ya no suspender las clases presenciales, ya que no solo afecta a la economía el limitar el regreso a clases a los pequeños. También significa un enorme perjuicio en el desarrollo de los niños y niñas, y también constituye un gran apoyo para los padres de familia.

“Es preocupante, tuvieron un año y no se hizo nada cuando se debió haber elaborado un plan de acción. Cerrar es retroceder. Debe haber otra solución. Porque tenemos que aprender a convivir con el virus. Muy fácil es para ellos cerrar todo, pero ¿quién nos apoya económicamente? El Gobierno tuvo que haber hecho ya un plan de acción. Nosotros estamos muy bien organizados para continuar con nuestro trabajo”, destacó Felipe Domínguez.

Leé también: Caminera saldrá en hora pico desde mañana, tras regulada del trasporte

Por otra parte, la Asociación de Instituciones Educativas Privadas del Paraguay (AIEPP) reveló a través de su cuenta oficial en Facebook que volverán a las aulas. “Vamos a respetar el decreto, pero el 5 de abril volvemos a clases presenciales con o sin decreto”, señala el escrito que lleva la firma de Luis Cáceres Brun, presidente de la AIEPP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar