Ante la ola de casos de violencia de género registrados en los últimos días en nuestro país, la psicóloga Mirtha Maldonado manifestó que urge una reflexión personal sobre esta situación como seres sociales para que podamos hacer una fuerte crítica al ente rector de las políticas públicas hacia las mujeres.

La violencia contra las mujeres, tanto en niñas como en adultas, es un flagelo que no solamente afecta a nuestro país, sino a toda América Latina; es una epidemia tan grave como el COVID-19, porque también mata, deja familias en duelo, por lo que implica un alto costo para el Estado, sumada a todas las secuelas físicas y psicológicas que produce; además de perpetuar la violencia como un modelo de relación.

Es noticia: Embajador de Rusia anuncia proyectos con Paraguay en materia espacial

“Desde nuestras áreas, ya sea como mujeres o profesionales con formación para intervenir en este tipo de situaciones, nos indigna ver cómo el propio Ministerio de la Mujer emite comunicados en defensa de aquellas que no necesitan o que brinde homenaje a un hombre en el Día de la Mujer Paraguaya; estas simples acciones nos muestran abiertamente que no existe la intención o un sentido de hacia dónde debe ir dirigida su gestión; en estos momentos el país se encuentra con prácticamente otra epidemia, la violencia contra las mujeres, y se necesitan de acciones urgentes que pongan fin a este mal, que se está volviendo el pan nuestro de cada día”, refirió.

Uno de los factores relacionados a esta realidad son los índices de desigualdad, pobreza, analfabetismo, de difícil o nulo acceso a servicios básicos de salud, a educación donde diariamente se ven situaciones de violencia estructural. Así mismo, señaló que coexistimos en una sociedad que ha naturalizado el trabajo infantil y en la que se registran mayor cantidad de embarazos en niñas, en adolescentes, indicador grave de violencia.

Mirtha Maldonado, psicóloga del Hospital de Clínicas, señaló que las causas de la violencia son múltiples. Foto: Gentileza.

No es un hecho aislado

“La violencia no es un hecho aislado, es producto de relaciones sociales de poder, de relaciones asimétricas, no es un problema psicológico, tampoco es un problema psiquiátrico, está directamente relacionado con los valores de una sociedad y las acciones de la colectividad están relacionados a su forma, su estructura económica y social. Entonces, estamos en una sociedad que cosifica a las personas, a las mujeres. Humanizan a las cosas, a los objetos y ese es un elemento que está trastocado y naturalizado”, explicó.

Refirió además que la sociedad se escandaliza ante los abusos sexuales a infantes, pero al mismo tiempo niega de forma irracional aceptar una educación integral de la sexualidad; en esa falta de educación se debe también pensar como una fuente de generación de violencia.

“Se debe hacer hincapié en el proceso de socialización en que son educados nuestros niños y niñas, claramente marcado por el criterio del sexismo. Las niñas asumen determinados roles y por lo general están relacionados a tareas domésticas, a las labores de cuidados; entonces, no es casual que todos esos quehaceres recaigan sobre las mujeres”, indicó Maldonado.

Problema grave

Es importante resaltar que la violencia es un problema grave para el Estado y en ese sentido es mejor recurrir a campañas de concienciación y de prevención de la violencia. No en la atención sobre hechos consumados, situaciones de enfermedades psicosomáticas, dolencias físicas, psicológicas, depresión e intento de suicidios.

Además de situaciones de inestabilidad emocional, donde la ruptura de un proyecto de vida sea por causas de la violencia o en el que las mujeres son maltratadas frente a sus hijos, ya que los testigos sufren tanto o más que la propia víctima de violencia.

“Sabemos que hay muchísimos elementos que debemos trabajar y que los culturales son los más fuertes; existen muchísimos factores, educativos, laborales, incluso la propia religión con todos sus prejuicios; esto va a seguir creciendo mientras no se cuenten con organizaciones sociales fuertes que demanden al Gobierno políticas efectivas en defensa de la integridad de las mujeres”, subrayó Maldonado.

Leé también: Santa Elena, reconocida como “municipio saludable”, inauguró ampliaciones en Centro de Salud

Dónde acudir

Destacó que ante casos de violencia se debe acudir inmediatamente a la Policía Nacional, al Ministerio Público, Poder Judicial, Ministerio de la Mujer y los diversos sistemas de salud que están obligados a tomar la denuncia e informar a las instancias pertinentes.

En este contexto, agregó que el departamento de Psicología del Hospital de Clínicas presta servicio en la modalidad de teleconsultas para pacientes que necesiten de asistencia profesional. Los especialistas realizan consultas de lunes a viernes, en los turnos mañana y tarde, en las áreas de Orientación Familiar y Contención Psicológica. Las personas interesadas pueden comunicarse al (0962) 440-004.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar