Pobladores y transeúntes siguen esperando la conclusión de la construcción del puente que debe cruzar sobre el arroyo Guasu de la ciudad de San Antonio, que debía concluir este mes de enero. Denunciaron que es un caos circular por la zona, además de que el único puente alternativo también está en pésimas condiciones.

Cabe destacar que la obra es por parte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), que arrancó en enero del año pasado y que tenía como plazo de término 12 meses; a la fecha ya se tendría que encontrar en la etapa final para su entrega y los avances son mínimos.

Podés leer: Estudio de Infona comprueba deforestación en la estancia Pindó desde el 2012

“Siempre hemos tenido problema con este puente, que con apenas algunas gotas de lluvia ya sobrepasa todo. Con estas obras pensamos que iban a mejorar, pero ahora quedamos incomunicados con la ciudad de Villa Elisa”, manifestó, en contacto con La Nación, Isaías Trinidad, vecino de la zona. Explicó que es lamentable que los tengan así desde hace un año. A todo esto se suma el pésimo estado de las calles y el único puente alternativo para poder salir de la zona, que quedó prácticamente aislada.

“Tenemos que darnos toda la vuelta por Ñemby para poder ir a trabajar. Hace un año que empezó la obra y estamos usando un puente alternativo que está a punto de colapsar. Es un peligro para todos y es caótica nuestra situación”, afirmó Trinidad.

Para esta obra del puente en el arroyo de San Antonio, se destinaron unos 11.000 millones de guaraníes y las obras fueron adjudicadas a la empresa constructora Arenales SA. Foto: MOPC.

Le puede interesar: El gran negocio de la madera en la estancia Pindó

“Es muy crítico vivir en San Antonio ahora”

Por su parte, Cristian Meza, de Lambaré, que suele circular por la zona para visitar a sus familiares y destacó que todas las calles están un estado lamentable. “La obra empeoró todo en la zona. Empezó hace un año y es algo tan pequeño que es imposible que aún no hayan terminado”, ratificó.

Indicó que visita a su madre cada 15 días y que no hay ningún tipo de avance en la obra. “Yo no le veo a la gente que trabaja y tengo entendido que la Municipalidad no tiene nada que ver la obra. Suelo visitar a mi madre cada 15 días, a veces voy todos los días en una semana y es muy crítico vivir ahora en San Antonio”.

Invitó a los vecinos a realizar manifestaciones, que se unan para movilizar a las autoridades. Lamentó que tengan que convocar a este tipo de actividades para el bien de todos, siendo que las autoridades deben velar por el bienestar de la ciudadanía. “Tardo más en llegar a la casa de mi mamá desde el desvío que de Lambaré hasta el puente”, expresó.

“Ya no da más gusto”

“Y la verdad que ya no da más gusto con el tema de hacer el desvío por el otro barrio, porque también ya se está deteriorando la calle y el puente”, manifestó por su parte David Rojas, otro vecino de San Antonio que quedó aislado. Resaltó que ya pasaron muchos meses y aún no hay mayores avances. “Aunque redondeando la situación de parte de la intendencia luego nunca hacen o hicieron algo para mejorar las calles mientras se repara el puente”, aseguró.

Remarcó al igual que los demás denunciantes que el puente que es la salida alternativa está en pésimas condiciones. “Ojalá que cobren fuerzas las denuncias y se pueda hacer algo al respecto para el bien de la comunidad y los pobladores”, concluyó.

Sobre la obra

Según datos proveídos por el Ministerio de Obras públicas y Comunicaciones, para esta obra del puente en el arroyo de San Antonio se destinaron unos 11.000 millones de guaraníes y fue adjudicada a la empresa constructora Arenales SA.

Vecinos están cansados de los desvíos. Foto: Captura pantalla.




Dejanos tu comentario

14H

¿Mario Abdo debería hacer más cambios en su Gabinete?

Click para votar