El joven de 25 años, Ruan Bortolotto, brasilero residente en Paraguay, fue quien compró el Lamborghini que pertenecía al procesado por tráfico de drogas y lavado de dinero, Reinaldo “Cucho” Cabañas.

El deseado vehículo causó revuelo en redes ante el anuncio de la venta y hoy ya cuenta con un nuevo dueño luego de que se haga la primera subasta de bienes incautados por la Secretaría Nacional de Bienes Incautados y Comisados (Senabico).

Lea más: Senador califica de histórica primera venta de vehículos decomisados

El nuevo propietario pagó G. 411 millones por el mismo y trasladará el automóvil hasta San Lorenzo, ciudad donde reside. Bortolotto es nutricionista, entrenador fitness y youtuber. Dijo que mediante algunos ahorros e inversiones que realizó en su paso por Europa dentro del ámbito aéreo, logró conseguir el monto necesario para adquirir el lujoso vehículo.

Agregó que el mayor tiempo estará guardado en el garaje, atendiendo al alto consumo de combustible y al estado de las avenidas del país. “Usaré por lo menos una vez a la semana o cada 15 días”, explicó en entrevista a NPY.

Venta de decomisados

La venta de estos bienes se dio por lo que significa para el Estado el mantenimiento de los mismos, según la ministra de Senabico, Teresa de Jesús Rojas.

En la oportunidad también se ofertó otro vehículo de “Cucho”, el Camaro, que tendría un valor de G. 148 millones, pero no tuvo la misma suerte que el Lamborghini, ya que no recibió ofertas.

Podés leer: Pilar: precandidato promete trabajar con los jóvenes para mayores oportunidades

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar