El director de Vigilancia de la Salud, doctor Guillermo Sequera, manifestó que todavía se está evaluando la situación con respecto a la festividad de la Virgen de Caacupé y la peregrinación habilitada para el 8 de diciembre en la capital espiritual del país. “La discusión está abierta, esto aún no está definido”, remarcó.

Señaló que se trata de una actividad que tiene sus riesgos, por lo que se evaluará la situación epidemiológica en las próximas semanas para autorizar. Agregó que cada domingo de noviembre será un examen para Caacupé. “Todavía tenemos un mes para ello. El obispo entiende esto”, expresó.

El director de Vigilancia de la Salud aseguró que si los asistentes no respetan los protocolos y el control escapa de la capacidad de las fuerzas de seguridad, será un riesgo realizar la conmemoración en la Villa Serrana.

Lea más: “Le perdimos miedo al COVID-19, le guardamos mucho respeto”, dice enfermera de Clínicas

“Si vemos que en las misas previas a Caacupé no se cumplen los protocolos, va a ser un signo que el 8 de diciembre no vamos a poder controlar. Si las condiciones no están dadas, se va a suspender”, advirtió Sequera

Este año, la tradicional fiesta de la Virgen de Caacupé será celebrada de una manera diferente, con pocos peregrinos en su explanada principal y bajo agendamiento, cumpliendo las medidas sanitarias establecidas para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Lea también: Fieles pueden visitar imagen de la Virgen de Caacupé en santuario de María Auxiliadora

Según el último informe del Ministerio de Salud, la cifra de nuevos con­tagiados es de 472 y 12 la can­tidad de fallecidos por COVID-19 en el país en las últimas horas. El total de posi­tivos llega a casi 65.000 desde el primer caso confirmado en Paraguay en marzo.

Dejanos tu comentario

13H

¿Mario Abdo debería hacer más cambios en su Gabinete?

Click para votar