La Fundación Paraguaya deslindó responsabilidad del incidente registrado en Benjamín Aceval, donde la defensora ambiental indígena Bernarda Pesoa denunció una agresión por oponerse a la plantación de eucaliptos en una zona, parte de un proyecto llevado adelante por varias comunidades Qom y asesorado por la ONG en cuestión.

Desde la fundación aclaran además que ninguno de los presentes en el incidente registrado pertenece a la institución. Así explicó Bruno Vacotti, gerente de Comunicaciones de la Fundación Paraguaya, en conversación con La Nación.

“La Fundación trabaja desde el 2003 en el Bajo Chaco. Tiene su escuela agrícola y una oficina en Benjamín Aceval donde funciona un Comité de Mujeres hace 14 años. Hace 3 años comenzó la iniciativa Cerrito con cooperación municipal, destinado a mejorar la calidad de 1.100 familias de las comunidades indígenas, de las cuales 700 aproximadamente corresponden a la parcialidad Qom, divididos bajo el liderazgo de 8 líderes”, refiere.

Con estos 8 líderes se avanzaron en distintas propuestas para las comunidades, tales como iniciativa de nutrición, acceso a cuentas de ahorro, programa de venta de artesanías y otros programas que se van presentando según pedido de los mismos beneficiarios, asegura.

Agregó que “el año pasado ellos pidieron asesoría técnica para un proyecto de micro reforestación, en donde antes era un antiguo cañaveral que no tenía ningún uso. Desde la fundación se acompañó a los líderes, con el Mades, el Infona y el proyecto empezó a correr. En mayo de este año, la lideresa Bernarda Pesoa confesó disconformidad con el proyecto. Ni el ingreso que generaría el proyecto, ni la tierra en cuestión ni la proyección pertenecen a la Fundación Paraguaya”.

Lea también: Señalan que existen 138 médicos con COVID-19 activo en Paraguay

Diálogos

Desde que se dio este conflicto, desde la Fundación Paraguaya -comenta Vacotti- se generó un espacio de diálogo entre el INDI, Infona, Mades, para que se solucione ese inconveniente. De igual manera, recomendaron pausar el proyecto hasta que concluyan las diferencias entre los líderes.

“Luego de varias reuniones se decide seguir con el programa y se generó esta mañana ese conflicto a nivel interno. No hubo participación de ningún funcionario de la Fundación Paraguaya. Incluso la empresa que reforesta no trabaja con nosotros, sino con la comunidad”, mencionó.

Vacotti agregó que de ninguna manera van a propiciar algo donde la violencia sea el camino.

“No tengo conocimiento de lo que realmente ocurrió esta mañana. Pero sí puedo decir que ni los vehículos ni las personas presentes en el lugar forman parte de nuestra institución. Ninguno de ellos tienen dependencia laboral con nosotros. La Fundación Paraguaya solo ofrece el asesoramiento. La empresa que reforesta, el ingeniero y sus trabajadores, fueron contratados por la comunidad”, aclaró.

En ese sentido, el gerente manifestó que lamenta mucho lo ocurrido porque hace años trabajan con todos los líderes de la comunidad. “Nos entristece porque hay mucho trabajo por detrás y mucho respeto a la cultura indígena. No es que llegamos al lugar y hacemos lo que queremos. Lo que hacemos es un estudio de viabilidad a partir de lo que la gente quiere. Ningún guaraní de esa reforestación es para nosotros, el 100% es para la comunidad”, concluyó.

Versión de la denunciante

La defensora ambiental de la comunidad Qom, Bernarda Pesoa, denunció ser agredida por oponerse a la plantación de eucalipto en la zona. Acusa como sus agresores a personas que apoyan el proyecto que pertenecería a la Fundación Paraguaya. Ocurrió en la ciudad de Benjamín Aceval, departamento de Presidente Hayes, esta mañana. En el sitio intervinieron policías de la comisaría zonal.

Podés leer: Denuncian agresión contra lideresa indígena por defender tierras de comunidad Qom


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar