Por Óscar Distéfano

Sin tener siquiera idea de lo que era el básquetbol y caminando por las calles de Caacupé con sus 2,03 metros, un día hace unos 8 años, el destino llamó a su puerta y todo cambio para Andrea Romina Aquino.

“Yendo a buscarle a un hermano del odontólogo, un amigo de mamá, el señor Alfredo Salinas me dice: “hay una oportunidad para que vos seas una superestrella”, no le creí, entonces él me dio el contacto de alguien del club Libertad y en el 2015 empecé a practicar ahí con el profesor Valentín Sánchez”.

Tras estar en Libertad por un año obtuvo una beca para la High School de Nueva Jersey, Estados Unidos, donde jugó por dos años y medio, “después me mudé a California por un año, ahí seguí jugando mi último año de básquetbol universitario”.

La atleta guaraní se encuentra en el país para celebrar una fecha importante en su vida. “Vine un ratito a pasar mi cumpleaños con mi mamá, hace 7 años que no paso mi cumpleaños con ellos. Ahora de acá voy a Obregón para terminar mi universidad, estudio la carrera de Administración de Empresa”, detalló.

En cuanto a sus proyectos venideros, señaló: “Yo terminaría esta carrera el 10 de diciembre próximo, luego voy a ver si puedo jugar el básquetbol internacionalmente. En diciembre tengo un selectivo en el estado Sur de Carolina, donde

este proyecto, maneja un plan B: “Si no sigo mi carrera profesional con el básquetbol, voy a ver para hacer mi masterado por dos años más. En EEUU las universidades te dan oportunidad, te dan otra beca donde llegas a ser estudiante coach, sos parte de un equipo por 2 años, te pagan tu masterado”.

Una espinita sigue clavada en su piel hasta el momento, vestirse la Albirroja. “Nunca tuve la oportunidad de jugar, pero sí me llamaron, solo que la fecha coincidía con nuestro torneo y no tenía tiempo, pero espero que pueda defender algunas vez a la selección”.

Andrea insta a todas aquellas personas que gustan de este deporte a creer en el sueño: “Que le metan duro con el entrenamiento y que siempre crean, que tengan fe de que van a llegar lejos. Para mí eso fue lo principal, creer y tener un sueño, trabajar duro y luchar por el. A pesar de que existan muchos obstáculos en tu vida no tenés que parar, porque si yo hubiese parado mucho antes no llegaría a donde estoy, a punto de culminar una carrera y de dar un paso importante como profesional”.

Andrea Aquino impresiona con su 2.03 de altura y bajo el aro es letal. (foto: gentileza)

PERFIL

ANDREA ROMINA DEJESÚS AQUINO

Fecha de nacimiento: 31/08/1998

Edad: 23 años

Lugar de nacimiento: Caacupé, Paraguay

Altura: 2,03 metros

Peso: 95 kilos

Puesto: Pivot

Estudios: Administración de Empresas en Obregon, State University

Madre: Nilda Aquino

Hermanos: : Gustavo, Samuel y Adriana

Dejanos tu comentario