El economista Ramón Bordón indicó que la inflación no está pudiendo ser controlada por el Gobierno y que las polí­ticas del Banco Central del Paraguay (BCP) aún siguen bastante duras. Igualmente, recalcó que según los mismos datos de la entidad bancaria, las expectativas de inflación para el cierre del año son del 11% y que esta llegó para que­darse por al menos dos años.

“El Banco Central ya hizo un ajuste de la inflación en enero y febrero, había dicho que la tasa era del 4% en la revisión que hacen al cierre del primer semestre, ya se habla de un 8%. Pero según las expectativas y los análisis, la inflación lle­gará al 11%”, indicó el experto en entrevista en el programa “Dos en la ciudad”, emitido por canal GEN/Nación Media. Del mismo modo, dijo que, según las encuestas realizadas por la institución a diferentes gre­mios de empresarios tanto industriales como ganaderos, las expectativas son malas.

“Hay un elemento importan­tísimo dentro de la economía que son las expectativas por­que el condimento que pro­duce es que los agentes eco­nómicos se ajusten en esto y arrojan predicciones de que se va a cerrar mal”, expresó. Incluso existen “circunstan­cias políticas” que inciden en esta situación, afirmó. “Si nosotros proyectamos el 2023 y 2024, nos encontra­mos con que los escenarios van a ser bastante difíciles. Durante mayo se había pen­sado que esto iba a ser cir­cunstancial”, aseguró.

Sostuvo que el panorama es sombrío debido a que los ajustes económicos se darían recién en al menos dos años. “Esto se podría dar recién al término de los siguientes años porque tal cual como lo dicen todos los economis­tas y portales del mundo, la inflación vino para quedarse”, manifestó.

Dejanos tu comentario