El Banco Central del Paraguay (BCP) deci­dió ajustar la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 50 puntos porcentuales hasta 6,25%, sobrepasando su nivel de prepandemia (4%), con la intención de contener la infla­ción que está camino a dos dígitos. La banca matriz ade­lanta y sostiene que la tenden­cia alcista persistirá durante todo este primer semestre.

Según el reporte del Comité de Política Monetaria (CPM) tuvieron en cuenta que, en el ámbito local, el Indicador Mensual de Actividad Eco­nómica (IMAEP) se expan­dió 3,5% interanual en enero del 2022, explicado por el buen desempeño de servi­cios, manufacturas y cons­trucciones. También que el Estimador Cifras de Negocios exhibió un crecimiento de 7,1% en términos interanua­les, debido al aumento en las ventas de la rama comercial, de los servicios y de la indus­tria manufacturera. La situa­ción sanitaria continuó mejo­rando satisfactoriamente, con descensos importantes en los niveles de contagios y muertes por covid-19, agregaron.

Con relación a los precios locales, la inflación inte­ranual, conforme a lo antici­pado en el Informe de Política Monetaria (IPoM), continua­ría por encima del techo del rango meta durante el primer semestre, incluso por encima de lo anticipado, debido a los recientes incrementos adicio­nales en los precios del petró­leo y rubros volátiles afecta­dos por la sequía, agrega el reporte. “En lo sucesivo, se espera una convergencia gra­dual hacia el rango meta. La inflación mensual de febrero del 2022 se desaceleró leve­mente con respecto a enero, ubicándose en 1,4%, expli­cada principalmente por el incremento en los precios de algunos componentes ali­menticios volátiles y de los combustibles”, explica.

Dejanos tu comentario