El contrabando, considerado por los empresarios e industriales como nunca antes visto en la magnitud actual, afecta a distintos sectores, llegando incluso al rubro de materiales de construcción, como ser el cemento. Ante ello, el presidente de la Industria Nacional del Cemento (INC), Ernesto Benítez, reconoció algunos aspectos que juegan en contra de la producción nacional.

“La competencia siempre es sana, pero la capacidad de producción de la INC aún es insuficiente para satisfacer el plano local, y cuando se reduce la posibilidad de entregar cemento es lo que hace que se rebusque de otras marcas”, expresó en contacto con la 650 AM.

Benítez explicó que lo que sucede con el factor precio no es una cuestión de la INC, sino más bien la típica situación de oferta y demanda del mercado, pero lo que sí afecta a la producción nacional es la devaluación de la moneda de los países vecinos, con la que se vuelve mucho más fácil conseguir cemento.

Pero con base en la experiencia, el titular de la cementera estatal indicó que independientemente a que bajen o aumenten los precios, eso no se refleja en el precio final al consumidor, al tiempo de confirmar que la suba de muchos insumos influyó necesariamente en la provisión.

Mencionó que ya están recuperando la provisión de materia prima y con ello la capacidad de producción, llegando nuevamente a las 50.000 bolsas de cemento diario que es la entrega normal de la INC.

Dejanos tu comentario